Miércoles 17/10/2018.

| Ciencia

Ciencia

La población de lince ronda ya los 600 ejemplares tras esquivar la extinción

La población de lince ibérico ronda ya los 600 ejemplares en libertad -según los últimos datos- tras bordear y esquivar la extinción a principios del siglo, cuando el censo descendió dramáticamente de los cien.
  • La población de lince ronda ya los 600 ejemplares tras esquivar la extinción EFE

La población de lince ibérico ronda ya los 600 ejemplares en libertad -según los últimos datos- tras bordear y esquivar la extinción a principios del siglo, cuando el censo descendió dramáticamente de los cien.

Los sucesivos proyectos de recuperación y conservación de la especie, sustentados en gran medida en los programas de cría en cautividad, han propiciado que la especie haya pasado de la catalogación de "en peligro crítico de extinción" en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza a la de "en peligro" y que aspire ya a ser calificada como "vulnerable".

Los primeros esfuerzos (entre 2002 y 2006) se centraron en recuperar las poblaciones en Andalucía; después (entre 2006 y 2011) los trabajos se volcaron en la creación de nuevos núcleos, también en Andalucía.

El proyecto europeo Life Iberlince (que arrancó en 2011 y finaliza este año) se propuso y ya ha logrado recuperar la distribución histórica de la especie, con poblaciones en Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, además de Andalucía.

El director de Iberlince, Miguel Ángel Simón, ha recordado que la situación de la especie al comienzo del siglo era "dramática" y ha valorado cómo han contribuido los diferentes programas de conservación a su recuperación.

En declaraciones a EFE durante una visita para conocer algunos de los lugares donde se está reintroduciendo el lince, Simón ha subrayado que los próximos retos son dos: consolidar las áreas donde se ha reintroducido el lince fuera de Andalucía y conseguir "conectar" las diferentes poblaciones para propiciar un intercambio genético que fortalezca la especie.

A largo plazo, Simón confía en conseguir reducir las liberaciones procedentes de la cría en cautividad "porque la especie llegue a tener capacidad de supervivencia por sí misma" y se sitúe "en una senda de normalidad", pero ha incidido en que será determinante comprobar cómo evoluciona la enfermedad hemorrágica del conejo, del que depende en un 80 por ciento la dieta del felino.

Hoy, unos 450 linces campean por Andalucía y otros 145 por las distintas áreas de reintroducción: Sierra Morena Oriental en Ciudad Real, los Montes de Toledo, el Valle de Matachel-Ortiga en Badajoz y el Valle del Guadiana en Portugal.

La responsable de Iberlince en Extremadura, María Jesús Palacios, ha recordado que el lince desapareció del Matachel hace 30 años y hoy tiene 39 individuos, y ha señalado también como "un éxito" de conexión que ejemplares liberados en este espacio de Extremadura se hayan desplazado hasta los Montes de Toledo (120 kilómetros en línea recta) y apareado allí, o que animales procedentes de Ciudad Real hayan pasado a este valle y después a Portugal.

Tras 2017, que fue un mal año para el lince (fallecieron 31 ejemplares atropellados y 9 a causa del furtivismo, además de otros 18 por diferentes causas), en 2018 han muerto ya 14 ejemplares atropellados, pero ninguno a causa de la caza furtiva.

Los "puntos negros" para el lince en las carreteras se localizan en la A-4 (en Jaén y Ciudad Real), en la CM-410 (Toledo), la N-420 (Córdoba), la EX-103 (Badajoz) y la A-301 (Jaén), en las que el pasado año se concentraron casi el 70 por ciento de las muertes y en lo que va de año se han producido 6 de los 14 atropellos mortales.

A la población de lince que vive en libertad se suman los más de cien ejemplares adultos que viven en los cuatro centros de cría en cautividad (El Acebuche en Doñana; La Olivilla en Jaén; Zarza de Granadilla en Cáceres; y Silves en Portugal), de cuyos emparejamientos nacieron en la temporada reproductora de 2017 un total de 37 cachorros y para la presente temporada se estima que serán entre 30 y 40 más, que en su mayoría serán reintroducidos.

El director de los centros de cría de El Acebuche y Zarza de Granadilla (dependientes ambos del Organismo Autónomo Parques Nacionales), Francisco Villaespesa, ha señalado a EFE que los objetivos principales de estos centros son dos: garantizar una salvaguarda genética ("un stock") en cautividad, para poder recuperar la especie si llegara a desaparecer; y proporcionar ejemplares aptos para ser reintroducidos en la naturaleza.

Villaespesa, para quien estos centros son "laboratorios perfectos" para conocer el comportamiento de estos animales, ha explicado que desde que comenzó el programa de cría en cautividad en 2005 han nacido 481 ejemplares, de los cuales el 75 por ciento sobrevivieron al destete.

Los responsables han subrayado la importancia de la implicación de todos los sectores (agricultores, ganaderos o cazadores) en la conservación de la especie, y en ese sentido, Juan Ignacio de la Cueva, propietario de una finca donde ahora habita el lince, ha asegurado que la presencia del felino no acarrea "ninguna" limitación cinegética, agrícola o ganadera.

Al contrario, De la Cueva ha manifestado a EFE que el lince "nos ha traído seguridad" porque ha aumentado la vigilancia de todos los territorios linceros, y porque todas las mejoras que se han realizado en áreas de reintroducción para favorecer la cría del conejo han beneficiado directamente a la producción del ganado ovino.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31