Martes 24/10/2017.

| Ciencia

Ciencia

Las inundaciones fuerzan nuevas evacuaciones en el noreste de Australia

Miles de personas tuvieron que evacuar hoy sus hogares en Australia a medida que se extienden las inundaciones que afectan desde hace una semana el noreste del país, informaron fuentes oficiales.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Miles de personas tuvieron que evacuar hoy sus hogares en Australia a medida que se extienden las inundaciones que afectan desde hace una semana el noreste del país, informaron fuentes oficiales.

Las autoridades aconsejaron a los 3.800 vecinos de la localidad de Saint George, en el suroeste del estado de Queensland, que abandonaran sus casas para evitar quedar aislados ante la imposibilidad de levantar a tiempo diques que contengan las aguas.

"No sabemos hasta cuando tendremos la carretera abierta debido a la enorme cantidad de agua que baja por los ríos Maranoa y Balonne. Por eso, hemos aconsejado a la gente que evacúe cuanto antes", dijo la alcaldesa, Donna Stewart, a la emisora ABC.

Un avión Hercules de las fuerzas armadas australianas fue enviado a la localidad para trasladar a los 41 pacientes ingresados en el centro sanitario hacia el hospital de Brisbane, la capital del estado.

También se fletaron autobuses para ayudar a los vecinos sin medio de transporte propio a salir hacia la localidad vecina de Dalby, donde se ha instalado un centro para evacuados.

Los expertos prevén que la crecida del agua alcance el próximo martes un pico máximo de 14 metros, el más elevado según el registro histórico de la localidad.

Saint Geroge quedó devastada en 2010 por una riada después de que el río Balonne subiera hasta los 13,4 metros, y también padeció los efectos de las inundaciones que el año pasado causaron más de treinta muertos en Queensland.

Más al norte, en Charleville, unas 600 personas pasaron la noche en un refugio mientras hoy las autoridades reparaban desperfectos en los diques que contienen las aguas desbordadas del río Warrego.

La situación mejoró en las localidades de Mithcell y Roma, en el interior del estado, donde el Maranoa bajó su nivel entre 30 y 100 centímetros de su pico de 10 metros tras haber anegado unas 300 casas.

Las aguas también empezaron a retroceder en Moree, en el norte del vecino estado de Nueva Gales del Sur, donde empezaron a regresar a sus casas unas 500 personas de las 4.000 que fueron evacuadas el viernes.

Las inundaciones comenzaron la semana pasada, después de que las autoridades australianas evacuaran a miles de personas en Nueva Gales del Sur ante la llegada de fuertes tormentas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31