Domingo 01/10/2017.

| Ciencia

Ciencia

Así se prueba la comida espacial para continuar explorando el Sistema Solar

  • Los voluntarios perderán masa muscular y ósea, y la inclinación provocará que la sangre se vaya a la cabeza
  • Recogerán el trabajo realizado en una fase anterior y serán los protagonistas de 15 experimentos simultáneos

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha comenzado a investigar una serie de antioxidantes y vitaminas para ayudar a los astronautas a combatir los efectos secundarios de vivir en el espacio. Durante los próximo 60 días, un grupo de diez voluntarios permanecerán en condiciones similares a las de una misión espacial; entre ellas, estar con la cabeza inclinada seis grados hacia abajo.

El ser humano, como el resto de los animales que habitan la Tierra, se ha desarrollado en el tiempo para vivir en gravedad. Encontrar métodos que conserven su salud en condiciones de ingravidez es vital para continuar explorando el Sistema Solar. Los implicados en el proyecto tendrán que simular las situaciones por las que pasan los astronautas mientras residen en el espacio exterior.

Permanecer en reposo durante dos meses no es nada fácil y, peor aún, si se tiene que hacer con la cabeza inclinada seis grados hacia abajo y manteniendo al menos un hombro en contacto con una cama en todo momento. Gracias a este método, los voluntarios perderán masa muscular y ósea, y la inclinación provocará que la sangre y otros fluidos se vayan hacia la parte superior del cuerpo: igual que si hubieran viajado fuera de la órbita terrestre.


“Los estudios de reposo en cama son intensos para todos los implicados y precisan de mucha preparación, pero son una buena forma de comprobar la validez de las nuevas ideas antes de su aplicación a los astronautas en el espacio”, afirma Jennifer Ngo-Anh, responsable humana para vuelos no tripulados de la ESA.

Sin embargo, no es la primera vez que se ejecutan unas maniobras de este tipo. Entre enero y abril de 2017 tuvo lugar otra sesión con otras diez personas.

Los nuevos voluntarios recogerán el trabajo realizado en la fase anterior y serán los protagonistas de 15 experimentos simultáneos, en los que la mitad de los sujetos no tomarán los cócteles para comprobar cuál es el grado de aceptación.

¿Quién dijo fácil? 

A primera vista puede parecer que estar tumbado 60 días es una tarea sencilla. En absoluto. Los integrantes del proyecto cortan de raíz sus vidas durante dos meses en los que se convertirán en cobayas humanas -se someterán constantemente a muestreos y pruebas estrictas- y perderán totalmente su privacidad.

Incluso cuando vuelvan a retomar sus tareas cotidianas se encontrarán debilitados y en baja forma.

Los investigadores de la ESA publicarán los resultados tras finalizar el estudio. El objetivo es comprobar la efectividad de sus cócteles para combatir la ingravidez. Se trata de un primera etapa para potenciar la supervivencia del ser humano en el espacio exterior y así profundizar in situ en el Sistema Solar. 


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31