Lunes 05/12/2016.

| Ciencia

Ciencia

La costa este de EEUU espera en alerta la llegada del huracán "Irene"

La costa este de Estados Unidos espera en alerta la llegada del huracán "Irene", que aunque fue degradado a categoría 2, avanza con vientos máximos sostenidos de 155 kilómetros por hora y mantiene en jaque a ciudades como Nueva York, que por primera vez en su historia ordenó evacuaciones obligatorias.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La costa este de EE.UU. espera en alerta la llegada del huracán "Irene" La costa este de EEUU espera en alerta la llegada del huracán "Irene"

La costa este de Estados Unidos espera en alerta la llegada del huracán "Irene", que aunque fue degradado a categoría 2, avanza con vientos máximos sostenidos de 155 kilómetros por hora y mantiene en jaque a ciudades como Nueva York, que por primera vez en su historia ordenó evacuaciones obligatorias.

Se espera que "Irene" toque tierra el sábado por la mañana, en Carolina del Norte, antes de lo previsto, y anticipándose a sus consecuencias las autoridades han emitido alertas para casi toda la costa atlántica, desde las Carolinas hasta Massachusetts.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anticipó este viernes su regreso a Washington de las vacaciones estivales en Martha's Vineyard, en Massachusetts, debido al huracán.

"Irene", que a su paso por el Caribe dejó seis muertos, podría ocasionar hasta 40 centímetros de lluvia, inundaciones, cortes de luz y pérdidas multimillonarias en los principales centros urbanos de la zona, por lo que la consigna repetida el viernes a los ciudadanos fue la de estar preparados.

El presidente advirtió que el ciclón puede causar grandes daños a su paso por las zonas costeras del este del país y pidió a los ciudadanos que tomen las debidas medidas de precaución.

"No esperen ni se demoren (...) si reciben instrucciones de marcharse, por favor háganlo", dijo en unas breves declaraciones antes de partir desde Martha's Vineyard.

Obama ordenó el suministro de ayuda federal para contribuir a los preparativos y a la respuesta ante el huracán y declaró el estado de emergencia federal para Virginia y Nueva York.

La iniciativa presidencial se produjo poco después de que el alcalde neoyorquino, Michael Bloomberg, ordenara por primera vez en la historia la evacuación obligatoria de cerca de 250.000 personas que viven en las áreas bajo el nivel del mar.

La medida afecta a las zonas costeras de los barrios de Brooklyn, Queens y Staten Island, incluyendo las áreas de Battery Park City, el sur de Manhattan, donde se encuentran Wall Street y el principal distrito financiero del mundo, y Governor's Island.

Las autoridades neoyorquinas también ordenaron el desalojo de 22 hospitales, clínicas y asilos y a partir del mediodía de mañana cancelaron la red de transporte público, que incluye los sistemas de autobús, metro y ferrocarril.

El huracán también traerá complicaciones este fin de semana en los aeropuertos de la región. Se esperan retrasos y cancelaciones y Delta ya ha anunciado que suspenderá todos sus vuelos del domingo con origen en los tres aeropuertos del área de Nueva York.

El Departamento de Defensa ha puesto a disposición de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) tres bases que operarán como centros de apoyo logístico y el Gobierno ha creado para el público la página web www.ready.gov.

El administrador de FEMA, Craig Fugate, se sumó a las súplicas para que la población atienda a las advertencias y abandone las zonas en la diana del huracán porque, de lo contrario, "todas las preparaciones y planificaciones (de emergencia) serán en vano".

La gobernadora de Carolina del Norte, Beverly Perdue, dijo a la cadena CBS que las patrullas estatales, la Cruz Roja y la Guardia Nacional ya están preparadas para cualquier acontecimiento.

Las Fuerzas Armadas tienen preparados camiones con equipos de asistencia, agua, comida y generadores eléctricos.

En Internet han comenzado a circular los mensajes jocosos sobre si se están tomando medidas exageradas por el huracán, mientras miles de estadounidenses se preparan ante la posibilidad de quedarse sin luz, agua y comestibles en los próximos días.

Los ciudadanos de Washington, que el pasado martes sintieron un terremoto de 5,8 grados de magnitud en la escala de Richter, agotaron hoy en cinco horas los sacos de arena que el Ayuntamiento tenía previsto distribuir en dos días.

El Ayuntamiento declaró el estado de emergencia en la ciudad y repartió gratuitamente 7.000 sacos terreros para evitar inundaciones en las casas y anunció que el sábado repartirá otros 2.700 sacos.

Por Elvira Palomo

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31