Jueves 01/02/2018.

| Ciencia

Ciencia

Aceites de plantas para reducir el riesgo de infecciones hospitalarias

Investigadores y empresas de España y de otros cuatro países europeos trabajan en el diseño de un nuevo material antimicrobiano con la "ayuda" de aceites esenciales extraídos de plantas, como el tomillo o el romero, que sirva para reducir el riesgo de infecciones en el entorno hospitalario.
  • Foto 1 de Aceites de plantas para reducir el riesgo de infecciones hospitalarias EFE
  • Aceites de plantas para reducir el riesgo de infecciones hospitalarias EFE

Investigadores y empresas de España y de otros cuatro países europeos trabajan en el diseño de un nuevo material antimicrobiano con la "ayuda" de aceites esenciales extraídos de plantas, como el tomillo o el romero, que sirva para reducir el riesgo de infecciones en el entorno hospitalario.

El Grupo de Investigación de Análisis de Polímeros y Nanomateriales de la Universidad de Alicante (Nanobiopol) participa, junto con personal investigador y de la industria de Italia, España, Portugal, Reino Unido y Alemania, en el proyecto Flexpol para la fabricación de una película adhesiva antimicrobiana a partir de esos aceites esenciales de plantas.

El objetivo es que este material -se aplicaría en mesas, camas, pomos de puerta, paredes o suelos de un entorno hospitalario- sea capaz de eliminar varios tipos de gérmenes e inhibir el crecimiento bacteriano con una eficacia del 99 por ciento.

Cada año en la Unión Europea, unas 500.000 personas contraen infecciones hospitalarias en lugares de paso común no esterilizados, como pueden ser baños, pasillos o habitaciones, según ha afirmado uno de los científicos que participan en Flexpol, Alfonso Jiménez, que es a su vez responsable del Grupo de Investigación Nanobiopol.

Jiménez ha destacado que el citado proyecto pretende responder a "esta problemática, que es muy acuciante en el entorno hospitalario en Europa, creando un nuevo material que proteja a las personas de este tipo de infecciones".

El proyecto Flexpol, iniciado en enero de 2017, tendrá una duración de tres años y cuenta con una financiación de 5,17 millones de euros por parte de la Unión Europea.

"Se trata de fabricar una serie de películas transparentes en base a un producto, el polipropileno, en el cual se añaden unos componentes con características antimicrobianas", ha explicado Jiménez.

En el marco de este proyecto, Jiménez y otros dos investigadores del Grupo Nanobiopol de la Universidad de Alicante, María del Carmen Garrigós y Carlos Pelegrín, están desarrollando, a escala de laboratorio, la película de polipropileno con los aceites esenciales antimicrobianos.

Estos aceites son extraídos de componentes naturales, como pueden ser el tomillo o el romero, presentes en la zona de Alicante, y luego se integran en el material base de la película para que tenga ese efecto antimicrobiano, ha indicado Jiménez.

"El punto culminante de Flexpol consistirá en aplicar las películas de plástico antimicrobianas en grandes superficies, como paredes y suelos, y en piezas más reducidas, como mesas, camas o pomos de puerta", dentro del entorno hospitalario, según fuentes de la Universidad de Alicante.

Por ello está previsto llevar a cabo ensayos en entornos médicos reales, en concreto el Hospital Universitario Donostia, uno de los socios del proyecto, para evaluar la eficacia, la durabilidad y la resistencia de las películas contra la contaminación, han avanzado las mismas fuentes.

También se valorará en esas pruebas la compatibilidad del film con los protocolos de limpieza y desinfección utilizados en este entorno, han señalado.

De esa manera, Flexpol pretende desarrollar una línea piloto para la producción de estas películas transparentes, basadas en polipropileno y antimicrobianas, de un modo eficiente y de bajo coste.

Para conseguir este efecto, confluyen dos factores determinantes: nano-estructuras sobre la superficie del plástico y cápsulas que contienen una mezcla de aceites con propiedades antimicrobianas, según las citadas fuentes.

"Esta estrategia no solamente garantizará la protección de la salud de los pacientes y el personal médico, sino que también producirá un importante beneficio económico gracias a que habrá que gastar menos en detergentes y desinfectantes", ha asegurado.

El consorcio de socios de Flexpol está formada por el Instituto alemán Fraunhofer de Tecnologías de Producción IPT (coordina el proyecto), la empresa española Naturality, la italiana Propagroup S.p.A. y la británica Granta Design Ltd.

También lo integran los centros de investigación IK4-TEKNIKER (País Vasco), el Instituto Catalán de Nanociencias y Nanotecnologías (ICN2), las universidades de Alicante y de Minho (Portugal), y el Hospital Universitario Donostia.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28