Lunes 05/12/2016.

| Barcelona

Barcelona

La acusada de drogar a su bebé y dejar que lo mataran no se siente culpable

Su amigo le dijo que los hematomas de la cara se los hizo con la cuna y no sospechó
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La madre acusada de desatender a su hijo desde que nació, de golpearle, drogarle con cocaína en varias ocasiones y dejar que su amigo lo matara, ha asegurado en el juicio que no se siente culpable pero sí dolida por haber confiado en una persona que no era la adecuada para el cuidado de su hijo.

La madre, Yasmina F.N., ha explicado ante el tribunal popular que le juzga en la Audiencia de Barcelona que confiaba en Antonio F.P., acusado de la muerte material del pequeño, y ha precisado que, pese a que presentaba moratones antes del día de los hechos, su amigo le dijo que se los había hecho jugando y con los barrotes de la cuna, por lo que no sospechó.

Durante la primera sesión del juicio, en la que han declarado los dos principales imputados, ha habido un cruce de acusaciones entre ambos sobre los motivos que causaron los daños y la muerte del bebé de nueve meses la madrugada del 20 de enero de 2009.

Yasmina F.N. vivía con su madre y la pareja de ésta cuando se quedó embarazada a los 17 años y, al nacer el menor, vivió con ellos unos meses, aunque los dejó porque su madre quería controlarla, según ha declarado.

Después se fue a vivir a casa de su hermana y sus dos sobrinas, que también abandonó porque, según ha explicado, vivían en situación insalubre ya que las niñas "tenían piojos".

La madre de la acusada denunció a servicios sociales la situación en la que vivían sus hijas con sus nietas y la de otro de sus hijos casado y con dos niñas.

Servicios sociales llamó por teléfono a la acusada que no atendió a la llamada para que pudieran analizar su situación.

A partir de septiembre de 2008 la acusada y su hijo se reunieron con su padre, Joan F.M., en Vilanova (Barcelona) que entonces vivía con su pareja --ambos acusados--, durmiendo los cuatro en la misma habitación, dedicándose Yasmina F.N. al cuidado de sus abuelos paternos.

Mientras trabajaba, dejaba a su hijo en casa de otra familiar, pareja del principal acusado, Antonio F.P.

La fiscal expone en su escrito que la acusada golpeaba a su hijo causándole hematomas en la cabeza, el tórax y los glúteos.

Por el contrario, la acusada reconoce que sí vio algún hematoma en la cara, pero que aparecían cuando estaba al cuidado de Antonio F.P., que le explicaban que habían ocurrido cuando dormía en la cuna, o cuando jugaba con algún muñeco.

Antonio F.P., sin embargo, ha asegurado que también vio los moratones unos días antes de la muerte del bebé pero que fue la acusada quien le dijo que se los había hecho porque empezaba a intentar andar.

Además, las pruebas que se han hecho a través de un cabello de la acusada y del bebé demuestran que durante todo ese tiempo consumía cocaína y se la suministraba a su hijo, algo que ella ha negado.

SE FUE DE FIESTA

El día de los hechos, peleada con su padre, la acusada quedó con varios familiares para ir de fiesta a Reus mientras Antonio F.P. se quedaba al cuidado del pequeño.

Esa noche Antonio F.P le explicó a Yasmina F.N. que el niño estaba más apocado de lo normal y que había vomitado, aunque ella se marchó de fiesta; por lo que el acusado decidió bañarlo y descubrió más hematomas por todo el cuerpo que, según la fiscal, estaban tapados con una crema de maquillaje, que disimulaba las marcas.

El acusado ha reconocido que se le resbaló entre las manos cuando lo bañaba en el lavamanos del baño, con el que se golpeó la cabeza y sangró por la boca, aunque el niño "no lloró".

Lo acostó y llamó a su mujer, que había salido de fiesta con la acusada, que volvió a la casa, besó al menor, al que encontró un poco "templado" y le arropó, para volver a irse de fiesta a Reus.

Cuando se marchó, vieron que el niño había muerto y llamaron a la policía; no lo hicieron antes porque las múltiples marcas que tenía el bebé en el cuerpo no eran tan visibles como en las fotos que se han mostrado en la Sala.

La madre se enfrenta a 30 años y 8 meses de cárcel por un delito de asesinato por omisión, un delito de lesiones, uno contra la salud pública, y otro de violencia habitual; mientras que el fiscal pide para Antonio 20 años de cárcel por un delito de asesinato y dos faltas de maltrato.

La acusación popular de la Generalitat, acusa también al abuelo del niño, a la pareja de éste, y a otra familiar por un delito de maltrato por comisión u omisión y subsidiariamente de un delito de omisión del deber de socorro, que declaran en la tarde de este martes.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31