Martes 16/10/2018.

| Barcelona

Barcelona

Pasajeros españoles del Costa Concordia dicen que se sintieron "abandonados como perros"

Una decena de representantes de los 60 pasajeros españoles y catalanes del naufragado Costa Concordia que quieren demandar a la compañía por negligencia, han contado este miércoles que se sintieron "abandonados como perros" y engañados por la tripulación.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Tras comunicar, en rueda de prensa, que están estudiando la forma --conjunta o individualmente-- y las vías --sólo civiles o también penales-- para demandar a Costa Cruceros y posiblemente también a las agencias de viajes, los afectados han retratado un escenario de miedo y desconcierto.

"Búscate la vida como puedas, pisa a quien puedas. Y, si no, que se fastidien", ha descrito Salvador Montserrat, un vecino de Mataró de 53 años.

Según han explicado este afectado, las instrucciones que les dieron por megafonía en español sólo indicaban que regresaran a sus camarotes porque se había producido una "avería eléctrica", lo que les pareció contradictorio con lo que estaba sucediendo dentro del buque.

Montserrat ha explicado que se sintió engañado por la tripulación porque "mucha gente salió corriendo pero nosotros nos quedamos obedeciendo durante una hora con las luces apagadas".

Silvina, de 42 años y vecina de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) ha relatado: "Las personas que los pasaron mal fueron los que escucharon la megafonía".

También ha recordado que se dirigió con su familia a la puerta de emergencia y lograron subir a un barco hinchable --le dijeron que era para la tripulación-- y, llegados a la isla, los acogió la gente del lugar.

A sus hijos, que, como ella, han sufrido secuelas psicológicas y se están tratando, les dijo que imaginaran que el bote era una atracción de un parque para que se olvidaran del pánico.

"Nos salvamos por suerte porque nadie nos ayudó ni hizo nado", ha lamentado también Pablo Ventrici de 41 años, quien ha añadido que si la tripulación hubiera reaccionado más rápido se podrían haber utilizado todos los botes.

También Helena Arias, de 34 años y vecina de Pallejà (Barcelona), desobedeció las órdenes se escuchaban en el crucero, y se situó a primera fila sin separarse de sus hijos de 7 y 3 años --también en tratamiento-- y consiguió subir a un bote que estaban bajando unos cocineros del crucero.

ACCIONES PENALES

Aunque el abogado que representa a los 60 afectados José María Fuster-Fabra no descarta "ningún tipo de acción", ha explicado que estudiará si la actuación de la persona que daba instrucciones en español pudo tener alguna responsabilidad o sólo cumplía órdenes, para iniciar un proceso penal.

De momento, este miércoles ya ha informado de que está recabando documentación de los afectados para poder demandar a Costa Cruceros y pedir una indemnización superior a los 11.000 euros por persona que ofrece la compañía y que les parece "insuficiente".

A través de Internet, algunos pasajeros españoles se organizaron para iniciar acciones legales contra la compañía y, hasta ahora, han logrado sumar a unos 60 afectados --su mayoría catalanes o residentes en Catalunya-- con el objetivo de aglutinar hasta 180 personas y ser "el grupo mayoritario" que demande a la compañía de cruceros.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31