Sábado 03/12/2016.

| Ávila

Ávila

Un joven vallisoletano, dispuesto a culminar el proyecto de catedral de Juan de Herrera

Su propuesta, que tiene ya más de cien partidarios en redes sociales, no vería la luz "antes de 50 años"
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Un joven vallisoletano, dispuesto a culminar el proyecto de catedral de Juan de Herrera Un joven vallisoletano, dispuesto a culminar el proyecto de catedral de Juan de Herrera

Un joven vallisoletano de 23 años está dispuesto a culminar el proyecto de catedral que el arquitecto renacentista Juan de Herrera ideó para la Seo de la ciudad en la que nació el entonces rey de España, Felipe II, y cuyas obras fueron abandonadas a lo largo del siglo XVIII.

César Castañeda, como se llama este aficionado a la historia y admirador del Siglo de Oro, ha reunido planos y dibujos de las distintas fases de construcción del templo, cuyas obras se iniciaron en 1582 y que se interrumpieron en el siglo XVIII por falta de fondos, aunque en el siglo XIX se retomaron para reconstruir la única torre del templo, que se derrumbó en 1844.

En su proyecto, se culminaría el claustro previsto por Herrera en lo que hoy es la plaza de Portugalete y se añadiría un segundo entre ésta y la calle Arzobispo Gandasegui, en el que se aprovecharían los restos de la antigua colegiata gótica que se asentaba en el mismo solar que la actual Catedral.

Sin embargo, la culminación del edificio, del que sólo se ha levantado "entre un 40 y un 45 por ciento", implicaría el derribo de edificios de viviendas en la propia plaza de Portugalete y en Arzobispo Gandasegui, algo "costoso, pero que enriquecería la ciudad" y que supondría "una gran aportación al arte", según afirmó en declaraciones realizadas a Europa Press.

Como alternativa, el joven vallisoletano ofrece la posibilidad de acondicionar para los propietarios algunas de las viviendas del centro "que permanecen vacías", aunque reconoce que la actual situación económica "no es la idónea", por lo que observa su proyecto "a medio o largo plazo", entre 50 y 100 años y advierte de que "tendría que ir todo muy bien" para que pudiera verla terminada a lo largo de su vida.

BÚSQUEDA DE PATROCINIOS

Así, una forma de financiación "podría ser la búsqueda de patrocinios y donaciones" y subraya que el proyecto sería "una oportunidad" para artistas y restauradores, al tiempo que permitiría establecer en la ciudad "una escuela de cantería o un aula de interpretación".

Como primer paso para "implicar a la gente", Castañeda sugiere reconstruir la torre original del templo, conocida como 'La buena moza', que se asentaba en el suroeste y que se vio afectada, primero por problemas de humedad, y luego por el terremoto de Lisboa de 1755, hasta que se vino abajo en 1844, sin que al parecer causara daños personales, a pesar de que en ese momento se encontraban dos campaneros, según los datos históricos recopilados por César Castañeda.

En cuanto a las actuaciones en el interior, el proyecto contempla el traslado del altar mayor unos 25 ó 30 metros hacia el noreste, como consecuencia de la prolongación horizontal de la Catedral, y la elaboración de un nuevo coro y retablo, mientras que para el actual, obra del artista Juan de Juni, Castañeda tiene previsto devolverlo a su emplazamiento original, la vecina iglesia de Santa María de la Antigua, del que fue sacado en 1922 por unas obras en aquel templo.

Las corrientes subterráneas de la zona, debido a la antigua presencia de un ramal del río Esgueva, son una dificultad añadida al proyecto, que implicaría también el desmantelamiento del aparcamiento de Portugalete para "efectuar debidamente la cimentación que requieren los claustros".

Asimismo, el proyecto contempla la posibilidad de convertir uno de los claustros en un panteón para personalidades ilustres de la ciudad.

"ELEVADÍSIMO COSTE"

Consciente del "elevadísimo coste" de su idea, César Castañeda recuerda que ya en el siglo XVIII se cifró en "dos millones y medio de ducados" el importe de la culminación del templo, sin incluir el claustro, aunque el promotor de la iniciativa reconoce la "dificultad" para establecer un presupuesto a día de hoy.

Sin embargo, el vallisoletano ha recordado otras grandes obras acometidas en la ciudad como el desvío de la Esgueva, ejecutado por Miguel Íscar, que "hoy en día es uno de los alcaldes más famosos" de la historia de la ciudad.

En este sentido, César puso como ejemplo de lo factible de la terminación de la Catedral el caso de la Seo de la ciudad alemana de Colonia, un templo gótico que se comenzó a construir en 1248 pero que se paró en el siglo XVI, también por falta de fondos. Sin embargo, el empeño de varios 'románticos' y del propio emperador Guillermo I permitió retomar los trabajos en el siglo XIX y culminarlos en 1880.

Por ello, el promotor de la iniciativa vallisoletana reclama la implicación de la Asociación de Amigos de la Catedral, con la cual "no resulta fácil contactar".

Los interesados en conocer los planes de César Castañeda pueden ver los planos y bocetos de cómo sería el templo terminado según el proyecto original en la sala de juegos donde trabaja, ubicada en la calle Esgueva y en cuyos escaparates ha colocado las imágenes.

Asimismo, ha creado una página en la red social Tuenti, 'Yo también creo en la finalización de la Catedral de Valladolid', que cuenta con 111 seguidores, a los que se suman los 30 amigos del recién creado perfil de Facebook 'Catedral de Valladolid Finalización'.

POSTURA DEL ARZOBISPADO

Por su parte, el responsable de Patrimonio del Arzobispado de Valladolid, José Luis Velasco, ha considerado "un sueño" este proyecto y teme que pueda "hacer mucho daño" a los programas de restauración del templo, a la vez que han recordado que "no hace mucho" otra persona "ya ofreció sus recursos" para erigir de nuevo 'La buena moza'.

Dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, las obras comenzaron en 1582 bajo la dirección de Diego de Praves sobre los diseños de Juan de Herrera, quien proyectó una colegiata renacentista. Sin embargo, en 1595 Valladolid se convirtió en sede obispal --no fue hasta el siglo XIX cuando se convirtió en Archidiócesis--, por lo que dejó de depender de la de Palencia. De esta forma, la colegiata proyectada pasó a ser Catedral.

Las obras continuaron a lo largo del siglo XVII, pero en la centuria siguiente se interrumpieron por falta de fondos. Tras el derrumbe de 'La buena moza', en 1880 se construyó la actual torre, en el lado opuesto del atrio, aunque hasta 1923 no se añadieron la cúpula y la escultura del Sagrado Corazón de Jesús que la rematan.

Entre 1922 y 1928 se hicieron reformas interiores que implicaron la eliminación del coro de la nave central, la construcción de la tribuna del nuevo órgano y la instalación del retablo mayor de Juan de Juni.

Por otro lado, en los años 60 se culminó la parte alta del lado de la Epístola al exterior y el primer cuerpo de la portada. Finalmente, en 1965 se restauraron las capillas de la antigua colegiata, donde se ubicó el Museo Diocesano Catedralicio.

COLEGIATAS PRECEDENTES

El primer templo existente en ese solar fue una colegiata levantada en los tiempos del conde Pedro de Ansúrez, de la que sólo se conserva una torre románica, y a la que siguió, en el siglo XIII, otra de estilo gótico cuyas capillas forman hoy el citado Museo.

Ante el auge que vivió la ciudad en el siglo XVI, se planificó la construcción de una tercera colegiata, cuyos trabajos comenzaron en 1527 y se prolongaron durante 50 años, hasta la muerte del arquitecto Gil de Hontañón, tras lo que se encargó a Juan de Herrera el proyecto de la cuarta y última, que años después se convirtió en Catedral.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31