Domingo 11/12/2016.

| Ávila

Ávila

Condenadas a un año de cárcel la madre del asesino de un joven francés y su hermana por alzamiento de bienes

El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha condenado a Esperanza A.S, madre del menor vallisoletano que fue condenado por la muerte del joven francés Guillaume Mathieu V.T, y a su hermana a un año de prisión a cada una por un delito de alzamiento de bienes y ha declarado la nulidad de la compraventa del piso objeto de este delito, que además ya se ha vendido a una tercera persona.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El fallo, al que ha tenido acceso en fuentes jurídicas, considera que Esperanza A.S. vendió a su hermana, Victoria A.S, el piso que tenía en propiedad en la Avenida de Palencia con ánimo de eluir el cumplimiento de la responsabilidad civil derivada del proceso judicial en el que se hallaba inmerso su hijo por los hechos ocurridos el 2 de febrero de 2008 en las cernías de la discoteca Mambo, donde el joven galo falleció desangrado tras recibir una cuchillada.

El juzgado entiende que Esperanza, a la que condena como autora de un delito de alzamiento de bienes, había sido informada de las consecuencias civiles de los hechos que se imputaban a su hijo menor en el expediente abierto en el Juzgado de Menores y de la responsabilidad que, junto con su marido, tenían como padres de prestar fianza.

Además, en la sentencia, la titular del Juzgado de lo Penal número 2 concluye que Esperanza, ante el temor de perder el único bien de su propiedad por la eventualidad de que se trabara embargo sobre el mismo para responder a las consecuencias pecuniarias del expediente abierto sobre su hijo, "con el conocimiento y consentimiento de su hermana" --a la que considera cooperadora necesaria--, formalizaron escritura pública de compraventa de la vivienda por 73.000 euros, precio "muy inferior al de mercado", el 19 de febrero de 2009.

También en el fallo se recoge que no ha quedado acreditado que Victoria A.S. hubiera satisfecho el precio estipulado, salvo 9.240 euros en un cheque bancario y, aunque dispuso de más de 50.000 euros de su cuenta bancaria, no consta a qué destino las diferentes cuantías que figuran en los extractos del banco entre febrero de 2008 y agosto del mismo año.

Por todo ello, la juez entiende que Esperanza, como consecuencia de la venta, con el consentimiento necesario de su hermana, se colocó en situación de insolvencia total e imposibilitaron al eventual acreedor, los padres del menor francés fallecido --que ejercen en el proceso la acusación particular--, el cobro de su crédito, fijado en 300.000 euros.

De esta forma, el Juzgado condena a un año de prisión a cada una y al pago de una multa, en el caso de Esperanza, de más de 1.400 euros, y en el de Victoria de algo más de 4.300. También declara la nulidad de la compraventa efectuada.

NO SABÍA LAS CONSECUENCIAS

Durante el juicio celebrado el pasado 7 de julio, Esperanza negó que hubiera vendido el piso para eludir el pago de indemnizaciones, mientras que Victoria mantuvo que no sabía ni siquiera lo que había hecho su sobrino.

Esperanza A.S. afirmó que antes de que ocurrieran los hechos en los que se vio envuelto su hijo ya tenía el piso en venta, desde septiembre u octubre de 2007 y a través de una inmobiliaria, y añadió que no sabía que tuviera que hacer frente a posibles pagos en concepto de responsabilidad civil.

Según su testimonio, bajó varias veces el precio y no lograba venderlo pero necesitaba dinero sobre todo una vez ocurrido lo de su hijo, con el fin de pagar a los abogados, por lo que se lo comentó a su hermana, quien vivía con sus padres, quien a finales de enero de 2008 acordó la compra.

Así, Esperanza, en declaraciones recogidas por Europa Press, indicó que recibió de Victoria un pago inicial de 10.000 euros, se hizo cargo de la hipoteca de unos 22.000 euros y además fue progresivamente pagando hasta llegar a los 73.000 euros acordados, aunque no hay justificante alguno de ello.

Sin embargo, explicó que aprovechó para devolver 20.000 euros que le dejó para reformar el piso su sobrina, que se los había exigido, aunque ésta última, que no quiso declarar en el juicio, en sus manifestaciones iniciales negó que la hubiera pedido nada.

La acusada negó que supiera la posibilidad de que el piso pudiera servir para hacer frente a la responsabilidad civil como tutora de su hijo, algo de lo que afirma que se enteró en el Juzgado de Menores a finales de febrero o principios de marzo, precisamente antes de vender el piso. Sin embargo, éste extremo fue contradicho por el abogado que inicialmente se encargó de la defensa de su hijo, que prestó declaración en el juicio.

Por su parte, Victoria indicó que no conocía lo sucedido con su sobrino --pese a relevancia que tuvo esos días en los medios-- y que pagó a su hermana las cantidades que iba sacando del banco, que tenía en fondos de pensiones o inversión, y, al ir a escriturarlo a su nombre, fue cuando se enteró de que estaba embargado, momento en el que afirmó que se quedó "muerta".

El fiscal solicitó penas de dos años de cárcel para ambas hermanas y el pago de multas por importe de más de 6.000 euros, junto con la anulación de la venta del inmueble, mientras que la acusación particular, en representación de los padres del francés Guillaume Mathieu V.T, pidió para cada una de ellas una condena de tres años y una multa de 9.720 euros. Por su parte, las defensas pidieron la absolución.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31