Martes 06/12/2016.

| Santander

Santander

Rebajan a trabajos a la comunidad una condena de violencia de género porque el acusado indemnizó a su pareja

La Audiencia de Cantabria ha rebajado una condena de dos años y medio de cárcel por varios delitos de violencia de género a una pena de seis meses de prisión y otros cuatro de trabajos en beneficio de la comunidad, ya que el acusado indemnizó a la víctima.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Así consta en una sentencia de la Audiencia, fechada el pasado 17 de junio y difundida este martes, por la que se admite en parte el recurso de apelación presentado por el hombre, J.A.F.M., acusado de proferir expresiones vejatorias y agredir en varias ocasiones a su pareja sentimental.

Según la sentencia, los hechos ocurrieron entre 2008 y 2010 en diferentes lugares, como el domicilio de la pareja, el de los padres de ella e incluso de vacaciones.

Así, por ejemplo, en agosto de 2010, cuando ambos se encontraban en Tenerife se inició una discusión en la habitación del hotel motivada porque la mujer no quería arreglarse para ir a la discoteca. En al menos dos ocasiones él la cogió del pelo y golpeó su cabeza contra el cabecero de la cama propinándole varios puñetazos que le causaron diversos hematomas de los que tardó en curar 15 días.

Unos días antes, la pareja se encontraba en su domicilio, en la localidad cántabra de Casteñada, cuando él la agarró por el tobillo y la tiró al suelo.

En junio de 2009, se inició, esta vez en casa de los padres de ella, una discusión, ya que la mujer no quería que él cogiera el coche pues estaba muy nervioso por una discusión familiar. Entonces, el hombre reaccionó de forma violenta y le propinó varias patadas y puñetazos en la espalda.

En diciembre de ese año, cuando estaban de vacaciones en un hotel en La Coruña, la víctima le pidió que cerrara el grifo de la bañera de la habitación porque se estaba derramando el agua, ante lo que él la agarró del pelo y le propinó varios puñetazos en la cabeza.

A todos estos hechos hay que sumar varias expresiones vejatorias y agresiones en fechas y circunstancias sin determinar.

Por todo ello, J.A.F.M. fue condenado a dos años de cárcel por cuatro delitos de violencia de género en la modalidad de maltrato físico y a la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 300 metros durante ese tiempo.

También se le condenó a seis meses de prisión por un delito de violencia de género habitual y a indemnizar a la víctima con la cuantía de 450 euros.

Ante este fallo del Juzgado de lo Penal, el hombre recurrió y alegó atenuantes como trastorno psiquiátrico, confesión de los hechos y reparación del daño causado, extremo este último que fue aceptado por la Audiencia, toda vez que había abonado a la víctima 2.725 euros.

En su recurso, J.A.F.M. también solicitó que la pena no fuera de prisión, sino de trabajos en beneficio de la comunidad, cuestión que se aceptó para el caso de los cuatro delitos de violencia de género, aunque no para el de violencia de género habitual.

En cuanto, al tratamiento psiquiátrico, la Audiencia indica que en el informe médico forense no se aprecian trastornos del pensamiento, déficit en la esfera intelectual ni alteraciones en la conciencia.

Sobre la confesión, la sentencia precisa que la misma debería haberse realizado antes de que se iniciara el procedimiento judicial y no después.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31