Martes 17/10/2017.

| Santander

Santander

(Amp) Los proveedores sanitarios cobrarán la deuda en función de la antigüedad de la misma y de su capacidad financiera

Se ha puesto en marcha un registro de facturas para conocer en todo momento el volumen de la deuda sanitaria
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El Gobierno de Cantabria ha anunciado este viernes que los 812 proveedores que tienen facturas de pago pendientes en el Servicio Cántabro de Salud por un importe total de 83,3 millones cobrarán en función de la antigüedad de la deuda y de su capacidad financiera.

En este sentido, 34 de ellos son grandes empresas, farmacéuticas que concentran una deuda de más de 173 millones; 222 son proveedores que acumulan una deuda unitaria de entre 2 millones y 50.000 euros y el resto, menor de 50.000 euros. Y del total, 142 son pymes de Cantabria, que sufren la "asfixia" que generan los impagos.

Por eso el Gobierno está actualmente estudiando "cuánto se paga" y en "cuántos años", dado que esta deuda no tiene soporte presupuestario. Pero "se pretende dar una solución y decir al proveedor cuándo va a cobrar".

En este sentido, la consejera de Economía, Cristina Mazas, en una rueda de prensa conjunta con su homóloga de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, a preguntas de la prensa respecto a si la deuda estará a cero en verano o a lo largo de este año, ha manifestado que no puede adelantar en cuántos meses se va pagar pero sí que se está estudiando "conjugar la antigüedad de la deuda y la capacidad de financiación de los proveedores" a la hora de priorizar el abono.

Esta deuda, ha explicado Sáenz de Buruaga, tiene consecuencias sobre el presupuesto de la comunidad autónoma porque además se han presentado reclamaciones y demandas por más de 166 millones, de los que 142,5 están en vía judicial y podrían devengar unos intereses de 18 millones. A los que se sumarían otros 2,8 millones en intereses derivados de los 23,6 millones correspondientes a solicitudes de pago por vía administrativa. Para todos ellos, el Gobierno tiene consignada en el Presupuesto de 2012 una partida de 5,8 millones.

Por eso el Ejecutivo pretende pactar con proveedores y acreedores para buscar acuerdos "ventajosos". "Vamos a intentar negociar los intereses por pronto pago", ha precisado la titular de Sanidad, quien ha recordado que la deuda en este ámbito asciende a 261 millones, 450 euros por habitante, lo que representa el 2% del PIB y el 35% del presupuesto sanitario global, el porcentaje más elevado del país y que genera una "grandísima incertidumbre" sobre el pago a proveedores, especialmente cuando Cantabria es la autonomía con deudas más antiguas, con una demora media de pago a 31 de diciembre de 2011 de más de 303 días, y que llega a 700 en algunos casos.

Para atajar esta deuda "heredada" y una situación "fuera de control" que "no puede prevalecer en el tiempo" y que es preciso "reconducir" porque "de ello "depende la sostenibilidad del sistema público de salud y la propia viabilidad de la autonomía", el Gobierno ha realizado un "ejercicio de transparencia", al "sacar del cajón" las 83.052 facturas pendientes, y ahora pretende poner "el contador a cero y cumplir con las obligaciones de pago".

No obstante, Sáenz de Buruaga ha reconocido que con eso "no basta" porque Cantabria no puede seguir generando deuda "por encima de nuestras posibilidades", para lo que se pondrán en marcha medidas estructurales de contención del gasto, eliminación del déficit, etcétera. "Haremos lo que sea necesario para garantizar la supervivencia y sostenibilidad del sistema", ha reiterado, así como que estas reformas no supondrán recortes ni en las prestaciones ni en los servicios.

REGISTRO DE FACTURAS

En este sentido, y ante la imposibilidad de pago exclusivamente por la vía presupuestaria, el Gobierno ha comenzado por la transparencia, que se concreta en la puesta en marcha este mismo viernes de un registro de facturas sanitarias, fruto de la colaboración de las consejerías de Economía y Sanidad, que permitirá en todo momento conocer, de forma sistematizada, el volumen de la deuda sanitaria.

Otros pasos del Ejecutivo para hacerle frente son "poner el contador a cero", es decir, reconocerla efectos de déficit y hacer frente a la deuda a 31 de diciembre de 2011, para lo que se están evaluando "distintas herramientas"; y garantizar la prestación de los servicios públicos básicos mediante la adopción de medidas desde la Consejería de Sanidad para conseguir un Servicio Cántabro de Salud "más austero y eficiente en el gasto", según Mazas, quien ha incidido en que, además, de esta forma se introducirá liquidez en el sistema.

FÓRMULAS DE PAGO

Para pagar la deuda, el Gobierno está estudiando "todas las fórmulas", incluidas las "medidas de carácter excepcional" de los acuerdos del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Al respecto, Mazas ha señalado que el Ministerio adelantará a Cantabria el 50% de las liquidaciones positivas de 2010, que ascienden a 59 millones y que se barajan otros mecanismos como los créditos ICO para el pago a proveedores y el aplazamiento de cinco a diez años de las devoluciones negativas del sistema de financiación autonómico de 2008 y 2009.

También, a preguntas de la prensa, Mazas ha reconocido que no se descarta el céntimo sanitario cuando al ser preguntada reiteradamente al respecto ha respondido que "se están evaluando todas las posibilidades" y este impuesto es "uno de los recursos".

REFORMAS ESTRUCTURALES

En cuanto a las reformas estructurales, que están en "análisis y estudio", Sáenz de Buruaga ha dicho que algunas estarán coordinadas y lideradas por el Servicio Nacional de Salud --como una cartera de servicios básicos, la reforma de recursos humanos, etcétera-- pero otras serán de carácter autonómico, que pasan por la austeridad y eficacia para pagar la deuda.

También habrá un "reequilibrio" entre ingresos y gastos mediante, por ejemplo, la prescripción por principios activos en farmacia, las compras centralizadas y la receta electrónica en el hospital, entre otras.

DESGLOSE DE LA DEUDA

Sáenz de Buruaga ha desglosado la deuda sanitaria, informando que en productos farmacéuticos y hemoderivados, fundamentalmente farmacia hospitalaria, asciende a 150 millones, donde se incluyen tratamientos de oncología y hematología, fármacos innovadores que supusieron en Valdecilla un gasto de más de 18 millones.

En productos sanitarios la deuda supera los 74 millones e incluye instrumental y pequeño utillaje sanitario, material de laparoscopia y distintas especialidades sanitarias o las prótesis; y en productos de consumo de equipos tecnológicos asciende a más de 25 millones.

Por centros, la Gerencia de Atención Primaria acumula una deuda de 5,1 millones; la Gerencia de Atención Especializada de las áreas III y IV, es decir, Sierrallana y Tres Mares, algo más de 23 millones; y la Gerencia del Área Única de Laredo que hasta el mes de enero integraba tanto la Primaria como el hospital, algo más de 10 millones. Por su parte, Valdecilla acumula una deuda de más de 222 millones.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Octubre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31