Lunes 05/06/2017.

| Cómo se descubrió...

Cómo se descubrió la aspirina

Por: Antonio López Farré

Felix Hoffmann, joven químico de la empresa fundamentalmente de tintes, va caminando hacia su trabajo en Leverkusen, Alemania. Es un día caluroso, el 8 de agosto del año 1897.

Desde España, y más concretamente desde un pueblecito cercano a Elche, La Alcudia, han llegado noticias del descubrimiento de un busto de origen ibero que representa una mujer. También ha fallecido en Filipinas, en junio de este mismo año, Eloy Gonzalo, más conocido como el héroe de Cascorro.

Felix está cansado, soñoliento por las horas en vela pasadas junto a su padre enfermo. Su padre padece de fiebres reumáticas y el dolor que tienen en sus articulaciones es difícilmente soportable. Só0lo gracias al tratamiento con salicina, una sustancia amarillenta en forma de cristales con un intenso sabor amargo que el boticario le proporciona, y que obtiene de la corteza del sauce, el padre de Felix puede amortiguar el dolor. Sin embargo, su padre lleva varias noches con dolores de estómago e incluso ha llegado a sangrar.

Felix sabe que en la salicina reside algo que amortigua el padecimiento reumático de su padre, pero también hay sustancias no deseables que probablemente le afecten e irriten tan intensamente a su estómago. Días antes han caído en sus manos unos documentos olvidados que decriben cómo un científico francés, Charles Fréderic Gerhardt, había sintetizado un ácido inestable y de forma impura partiendo de la salicina y del ácido salicílico. Felix lleva trabajando mucho tiempo en esto y hoy es un día importante. Dejó toda la noche trabajando a los alambiques y está deseando comprobar el resultado.

Cuando llega a su laboratorio, lo primero que hace es dirigirse al recipiente que recoge los componentes menos volátiles de su muestra. Una especie de polvo blanco se vislumbra en el fondo. Felix no lo sabe pero acaba de purificar y obtener uno de los fármacos más importantes de la historia de la medicina, el ácido acetilsalicílico, compuesto activo de la popular Aspirina.

La Bayer patentará este descubrimiento poniéndole nombre al fármaco, Aspirina (A: acetilo; SPIR: Spirea, sauce; IN: terminación de la época para fármacos). Aquí comienza entonces una historia de más de 100 años, llena de descubrimientos, sobre los efectos beneficiosos para la salud  que produce la Aspirina. Aquí los iremos contando. Sólo una curiosidad: en un pueblecito asturiano, La Felguera, produce en la actualidad Bayer más del 95% de su producción mundial de ácido acetilsalicílico.



Ficha del autor

Cómo se descubrió...

Científico Antonio López Farré

Doctor en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid. Es Profesor Asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y está acreditado por la ANECA para profesor titular en ciencias de la salud. En 2008 realizó un Master en Gestión de los Servicios de Salud y Empresas Sanitarias en la Facultad de Ciencias Politicas y Sociología. Universidad Complutense de Madrid

El Dr. López Farré tiene publicados más de 200 artículos en revistas nacionales e internacionales del más alto nivel y más de 45 capítulos de libro. Ha dirigido también en el año 2009 un libro monográfico sobre la salud cardiovascular en colaboración con la Fundación BBVA. Ha dirigido 37 tesis doctorales y ha sido invitado a impartir más de 200 conferencias tanto en foros nacionales como internacionales. Ha recibido más de 40 premios de investigación entre los que cabe destacar el Premio Nacional de Investigación para Jóvenes Investigadores, que le concedió la Real Academia Nacional de Medicina como Investigador Español de la Década (Noviembre 2001). Entre los estudios de investigación realizados por el Dr. López Farré destacan los realizados sobre el funcionamiento de la aspirina para prevenir el infarto de miocardio que son referencia internacional. En el momento actual, el Dr. López Farré es también referencia en la realización de los estudios genéticos para analizar genes asociados a patologías relacionadas con la muerte súbita cardiaca asociada al deporte. Actualmente es Jefe de la Unidad de Investigación Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Pregunta boton volver