Miércoles 07/11/2018.

| Sin Perdón

Florentino: mi nombre es Jámes, Já-Mes

Por: José Vicente Hernáez

Ya tenemos estrella del Mundial. De momento. Se llama Jámes Rodríguez. No Yeims, sino Já-Mes, como él dice. Así le llamaban en casa desde pequeño y así pronuncia él su nombre. No confundir, pues, con el otro James famoso, el tal Bond.

Se ha convertido en Pichichi y, naturalmente, los ojos de los aficionados se han vuelto hacia él. Los profesionales del fútbol ya le conocían de sobra, no en vano el Oporto pagó quince millones cuando apuntaba maneras y después lo traspasó por más de cuarenta. Se lo vendió al último rico en llegar al fútbol, el Mónaco.

Jámes Rodríguez destacó en el Mónaco, aunque no mucho. Pudo ser un bombazo, pero cuando se tiene un entrenador llamado Ranieri, cuyos equipos solo pisan el área contraria cuando tienen la fortuna de lanzar un córner, es difícil sobresalir.

Jámes Rodríguez tiene el mismo agente que Falcao, Cristiano Ronaldo y Mourinho: Jorge Mendes. Mendes es buen amigo de Florentino Pérez, dicen algunos, como si ello fuera motivo suficiente para que el colombiano fiche por el Real Madrid. Lo que algunos olvidan es que Mendes también es amigo de todos los presidentes importantes del fútbol mundial, dado que hace negocios con ellos.

Jámes Rodríguez, pues, irá al Real Madfrid si Florentino Pérez paga lo que pida el Mónaco, que será mucho por culpa del Mundial. En el Real Madrid, descartado ya por completo el fichaje de Luis Suárez, se han fijado otra vez en Falcao, cuya recuperación es una incógnita. Pero no es el único.

A favor del club blanco puede inclinar la balanza el hecho de que Jámes es más madridista que la esquina del Bernabéu. De todas formas, demos tiempo al tiempo. El Real Madrid se está tomando las cosas con tranquilidad. Y eso que dentro de veinte días se pone en marcha. Qué rápido pasa el tiempo. Ya prepara la nueva temporada cuando no hace nada aún estaba levantando la Décima.