Miércoles 23/08/2017.

| Arsénico de Madrid

Arsénico de Madrid

Choque de trenes

Afortunadamente no hubo desgracias personales, salvo la de Godín, que esperemos sea leve.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Han chocado un Ave contra un Alaris. Mal que nos pese el Ave venía de Valencia y el Alaris ha salido de Atocha con ganas de romper las barreras de velocidad pero le ha podido su propia necesidad y que, cuando más corría, se ha topado con el convoy valenciano.

Queríamos dar un paso adelante pero habremos de conformarnos con no haber cedido ni un milímetro. Lo malo es que los partidos que se acercan no van a ser mucho más fáciles.

Luchan los de Simeone, pelean y, de vez en cuando, sale a relucir la clase que atesoran. El Valencia es especialista en sacar los colores al que se desliza y aparenta lo que no es. Este Atlético no engaña, da lo que tiene y aguanta hasta la extenuación. Sigue virgen en su portería y se las apaña para tener oportunidades en la portería contraria. Nadie se esconde, todos curran, incluso este fenómeno increíble que es Salvio (Que levante la mano el que le haya visto hacer algo con sentido en los dos años que lleva).

Tanto esfuerzo tiene su premio pero también su penitencia: poco tiempo para pensar, demasiada rapidez como para sacar lo mejor de los pasadores y rematadores. En cualquier caso la resultante es positiva: Málaga, Villarreal, Real Sociedad, Osasuna y Valencia son equipos con fuste y el resultado es más que notable.

El paisaje, después de la batalla, no deja derrotados pero entre los heridos se queda la posibilidad de acercarnos a la Champions. Tiempo hay, y ganas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario