Martes 16/07/2019.

| Jesús Martín Tapias

Según el diario Figaro

Jesús Martín Tapias

El 58% de los franceses no cree que se deba ayudar a Filipinas tras el tifón

  • Creen que la ayuda no llega a las víctimas y que también hay pobres en Francia. La encuesta ha sido contestada por 17.000 personas.
  • La renta per cápita de los franceses es de 40.000 dólares mientras los filipinos no llegan ni a 3.000.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Mientras el mundo se moviliza para socorrer a los damnificados, una encuesta en Francia señala que muchos ciudadanos cuestionan esa ayuda
Siempre la misma letanía: se retiran las aguas, afloran los cadáveres y comienza el baile de cifras. El Reino Unido ha sido de los primeros en liberar una cantidad importante, siete millones de euros, para enviar ayuda urgente a Filipinas. Otro tanto ha puesto Australia y algo menos Canadá. Estados Unidos ha enviado a 90 militares un par de aviones y algunos helicópteros y la Comisión Europea desbloquea varios millones de euros para hacerlos llegar lo antes posible.
Aunque con lentitud, debido precisamente a los destrozos, la información fluye y atormenta a los ciudadanos de bien que siguen las noticias desde el cómodo sillón de su salón. ¿A todos? Parece que no. Al diario Le Figaro se le ha ocurrido plantear una pregunta a sus lectores a través de Internet: “¿Está dispuesto a donar ayuda para las víctimas del tifón de Filipinas?”. En pocas horas se genera un aluvión de respuestas, más de 17.000, que a efectos sociológicos suponen un muestreo de lo más certero. Y nada menos que el 58 por ciento de los participantes responden que NO.

Argumentos en contra de aportar ayuda


La explicación está en los comentarios. Algunos argumentan que después del tsunami que asoló varios países del sureste asiático en 2004 una buena parte de la ayuda enviada no llegó en muchos casos a los verdaderos damnificados. Por el contrario, y por desgracia, fue a parar a los bolsillos de algunos canallas dispuestos a lucrarse a costa del mal ajeno. Es cierto, admiten las organizaciones humanitarias, y contra ello luchan denodadamente.
Otros dicen que en algunas zonas de Francia existen bolsas de pobreza similares a las de esos países y que más valdría mirar primero el mal propio que el ajeno. Otros que es China el país que debería ayudarles porque es uno de los más ricos del mundo. También hay comentarios sobre el pillaje, la desorganización, la corrupción gubernamental.... Motivos respetables en algunos casos pero que, en mi opinión, no justifican la decisión de no colaborar.


De la necesidad de socorrer

No hay comparación posible. En primer lugar porque la renta per cápita de los franceses es de 40.000 dólares mientras los filipinos no llegan ni a 3.000. Hace mucho frío en invierno en Francia, cierto; pero además de ser pobre, Filipinas sufre periódicamente los efectos devastadores de volcanes, terremotos y tormentas tropicales.
Las propias organizaciones humanitarias reconocen que el envío de ayuda a los damnificados por el gran tsunami dejó mucho que desear. Y también que a veces pierden tiempo y esfuerzos en busca de inútiles protagonismos, incluso en competencia con organizaciones similares, pero sus responsables hacen examen de conciencia después de cada acción importante y sacan conclusiones válidas para actuaciones posteriores.
La tarea de las organizaciones humanitarias
En desastres tan descomunales como este, el protagonismo de la solidaridad internacional debe recaer en los gobiernos de los países más desarrollados, y de ellos suele partir el grueso de la ayuda económica. Pero no es suficiente. Transformarla en alimentos, agua potable y tiendas de campaña para que cientos de miles de afectados puedan sobrevivir durante las primeras semanas es una tarea muy complicada.
Y son las organizaciones humanitarias las que mejor saben hacerlo. Detectan las necesidades y encauzan la ayuda. Con mayor o menor acierto, pero mucho mejor que si se dejara en manos de los gobiernos. Mucho mejor que si no se hiciera nada. Por ello es necesario desprenderse solidariamente de un puñado de euros y convencerse uno mismo de que, a pesar de todo, algo llegará a las personas que sufren, a los niños que vagan por las calles destruidas, sin familia, con hambre y sin saber qué hacer.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Julio 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31