Martes 29/10/2019.

| Jesús Martín Tapias

Jesús Martín Tapias

Lobos solitarios

  • Los sucesos de Canadá demuestran que el mundo occidental es víctima constante de sus propios errores en la gestión del islamismo radical.

¿En qué momento empezó todo?  La gran referencia es, sin duda, la fecha del mayor atentado terrorista de la historia, el 11-S. Hay un antes y un después de aquella insensata brutalidad, pero sobre todo un después. Y, a todas luces, una sola causa, que da la impresión de que no termina de comprenderse bien.

Estos son los hechos: Nada más empezar el siglo XXI un grupo de chicos bien, de procedencia árabe, aprenden a pilotar aviones sin generar ningún tipo de sospecha. Al poco tiempo secuestran varios aparatos y los estrellan contra las torres gemelas de Nueva York y la sede del Pentágono en Washington causando miles de muertos.

Tres años después otro grupo de chicos, en este caso menos bien, perpetran algo parecido en unos trenes de Madrid provocando cerca de 200 muertos. Una operación similar ocurre en Londres un año más tarde con el resultado de medio centenar de fallecidos. En 2007 Londres y Glasgow son el objetivo de unos atentados con coche bomba, por suerte fallidos. Lo más sorprendente es que entre sus autores hay varios médicos de origen árabe afincados en las mismas ciudades que pretendían atacar.

Les une un odio irracional contra Occidente

Todos los casos mencionados tienen unas características comunes: los autores han sido educados en los valores de la cultura occidental, pero en cierto momento ha ocurrido algo que les ha empujado a reaccionar contra ellos de una manera tan radical que han intentado destruirlos.

Es un rasgo que también comparten los atacantes de Canadá, pero con una gran diferencia, estos han actuado en solitario y apenas existía huella policial sobre ellos, lo que les hace enormemente peligrosos. Estos son, precisamente, los lobos solitarios a los que más se teme ahora.

Su mayor inspiración es el llamado Estado Islámico instalado entre Siria e Irak, y ello acentúa su odio contra los países que se empeñan en destruirlo, como Canadá, que la semana pasada envió seis cazas a la zona atendiendo a una petición de Estados Unidos.

Otros orígenes del problema

Pero antes que el Estado Islámico estuvo el Afganistán de los talibán. Y más atrás en el tiempo el islamismo ascendente en Argelia, que a punto estuvo de acceder al poder a través de las urnas y que fue brutalmente reprimido por los militares y salvajemente contestado en una guerra que acabó contabilizando 200.000 muertes. Y también está Al Qaeda, incluso a pesar de que a Osama Bin Laden se lo comieran los tiburones hace varios años.

En el origen de todo hay una religión, el Islám, que si atendemos al politólogo Giovanni Sartori, es difícilmente compatible con la cultura cristiana de Occidente. Y hay una realidad socioeconómica, la que se expande por los suburbios de muchas ciudades europeas y americanas mezclada con grandes dosis de paro y frustración.

La respuesta al problema siempre ha sido la misma, guerras y más guerras. Unas con decenas de miles de soldados y millones de dólares y otras, como ahora, con poca infantería y mucha tecnología. Pero siempre con un objetivo destructivo que siempre produce daños colaterales y que nunca termina de solucionar el problema.

Un país en jaque por un solo hombre

El terrorista de Otawa obligó al primer ministro Stephen Harper a esconderse en un armario, mantuvo a miles de funcionarios recluidos en sus oficinas durante horas y a un país entero en máxima alerta. Era una sola persona que ni siquiera estaba en la lista de las 93 que según las autoridades canadienses son susceptibles en Canadá de viajar a Oriente Próximo para unirse al yihadismo. Susceptibles, también, de volver después a casa con ansias destructivas. Este ni siquiera había podido ir, estaba tramitando el pasaporte para hacerlo.

Era un lobo solitario como tantos otros en potencia que en este momento caminan por las calles de nuestras ciudades. ¿Cómo evitar que se les cruce un cable y acaben matando a alguien? No lo sé, pero desde luego no como se está haciendo ahora.

 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30