Domingo 17/11/2019.

| Enrique Utrera

Enrique Utrera

La incertidumbre política estalla en plena consolidación de la economía española

  • Laa economía española afronta un escenario político tan nuevo como incierto cada vez más reforzada. 
  • Las ventas minoristas han aumentado un 2,9% en abril y la confianza económica se ha situado en los niveles más altos de los últimos 14 años. 

La estabilidad política ha sido el mayor valor de España SA hasta las elecciones locales del pasado 24 de mayo. Hasta entonces, los inversores habían dado un voto de confianza a España con la seguridad de que el Gobierno, amparado en su mayoría absoluta, sacaría adelante sin titubeos el programa de reformas y duros ajustes estructurales que han permitido a la economía española dejar atrás lo peor y empezar a crecer.

Sin embargo, el resultado de los comicios ha dado lugar a un mapa político fragmentado en España que ha metido el miedo en el cuerpo de inversores y analistas. La gran pregunta es hasta qué punto son extrapolables los resultados de las elecciones locales a las generales y, en definitiva, si están en peligro el programa de reformas actual o algunas de las operaciones empresariales que habían despertado el interés de los grandes inversores internacionales.

“No hay ni comparación con la situación de Grecia tras la victoria de Syriza, pero algunos inversores han decidido parar las máquinas hasta las generales. Hay cierta inseguridad, y aunque nadie está descartando proyectos, la gente prefiere esperar un poco a que se aclare el panorama”, señalan en un banco de inversión. 

Aunque en un proceso de recuperación todavía incipiente y no exento de dudas, la economía española afronta este escenario tan nuevo como incierto cada vez más reforzada. El secretario de estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa, ha asegurado este jueves que el segundo trimestre del año puede ser incluso mejor que el primero.

Y entre enero y marzo la economía española ha crecido un 0,9% gracias en buena parte al tirón del gasto público. Es el crecimiento más elevado desde el cuarto trimestre de 2007 –el último antes del estallido de la gran crisis- y el más alto también entre las grandes economías europeas. El análisis de las cuentas del primer trimestre deja conclusiones esperanzadoras para la economía española, como la confirmación del despegue del sector constructor o la resurrección de otra rama de actividad clave como la industrial.

Tras una larga travesía del desierto, la industria ha crecido un 1,8% en el primer trimestre del año. Se trata del sector con el mejor comportamiento en los tres primeros meses del año, con una aportación al producto interior bruto de más de 43.000 millones de euros.

La comparación interanual también es favorable al sector industrial, con un crecimiento del 2,7% que es el más alto de los últimos cuatro años y que da continuidad al avance del 2,1% en el último trimestre del año pasado. La industria supera al sector servicios en la comparación interanual, pero se queda lejos del despegue de la construcción, que avanza un 5,8%.

Pero hay más buenas noticias. Las ventas minoristas han aumentado un 2,9% en abril y la confianza económica se ha situado en los niveles más altos de los últimos 14 años. Son las credenciales con las que el país afronta los seis meses que restan hasta las elecciones generales de noviembre que prometen emociones muy fuertes. ¿Esta la recuperación en peligro?



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30