| Sevilla

Sevilla

El nuevo presidente de Faeca apuesta por fomentar la integración de las cooperativas para defender mejor al sector

El nuevo presidente de la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), Jerónimo Molina, ha mostrado su intención de "continuar avanzando en la línea de trabajo que se viene realizando" y, por tanto, apostar por el fomento de la integración de las cooperativas para defender mejor los intereses de los socios y del propio sector.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El nuevo presidente de Faeca apuesta por fomentar la integración de las cooperativas para defender mejor al sector El nuevo presidente de Faeca apuesta por fomentar la integración de las cooperativas para defender mejor al sector

En una entrevista concedida a Europa Press, Molina ha señalado que hay que seguir trabajando en avanzar en la formación a las cooperativas y sus socios para inculcarles "la necesidad de tener un proyecto empresarial acorde con las nuevas exigencias del sector y los mercados".

"Debemos fomentar la integración de las cooperativas y concienciar a sus dirigentes de que, mediante la colaboración, podemos defender mucho mejor los intereses de nuestros socios", ha subrayado, a lo que ha añadido su papel "muy relevante" dentro de la puesta en funcionamiento de la distintas organizaciones comunes de mercado.

Sin embargo, y esto es "fundamental", para llevar a cabo estos propósitos "se requiere" de mayores recursos económicos que permitan una mejor estructura técnica y acometer las actividades de formación de asesoramiento y prestación de servicios a las cooperativas. "Necesitamos, por tanto, convenios eficientes con la Administración para, conjuntamente, con ella, abordar estas cuestiones de un modo eficaz", ha subrayado.

VALOR DE LAS COOPERATIVAS

El nuevo presidente de Faeca ha indicado que, en la situación general de crisis por la que atraviesa el sector, las cooperativas son "más necesarias que nunca para captar valores para los socios a través de la industrialización y la comercialización de sus productos", ya que, a su juicio, "sólo así la agricultura y la ganadería podrán ser rentables y, de este modo, dar estabilidad a las producciones, motivando a los jóvenes a que permanezcan en la actividad y posibiliten el relevo generacional".

En este sentido, Molina ha apuntado que, hoy en día, de los alimentos que se compran en un supermercado, cada vez es mayor la parte del precio incorporada por la cooperativa, ya sea en los procesos de transformación o comercialización, y menos lo aportado en la producción agrícola o ganadera. "Esta tendencia es la que tenemos que tener en cuenta para convertir nuestras cooperativas en modernas empresas agroalimentarias y así asegurar nuestra presencia en los mercados", ha señalado.

Para ello, es necesario no sólo que las cooperativas recepcionen el producto y, a lo sumo, hagan una primera transformación, sino también que "ganen dimensión y se integren en grandes grupos de comercialización" con capacidad suficiente para industrializar y poner los productos a disposición del consumidor, con todo lo que lleva consigo.

CAMBIOS "PROFUNDOS" DE VISIÓN EMPRESARIAL

Sin embargo, el presidente de Faeca-A ha advertido de que este modelo de cooperativismo, ya emprendido por Faeca, requiere "cambios profundos de visión empresarial, responsabilidad social y formación, entre otros., y estas serán las líneas de trabajo de este nuevo período de Faeca.

Por otra parte, preguntado sobre la representatividad de los sectores en Faeca, Molina ha indicado que la fuerza de la federación reside en que los sectores se sientan representados, siendo éste el reto constante. En este sentido, ha señalado que el nuevo consejo rector es "un buen modelo para conseguir este objetivo".

Al respecto ha detallado que el hecho de que la presidencia y vicepresidencia correspondan, respectivamente, a los sectores de frutas y hortalizas y olivar "parece lo razonable" y si, además, la secretaría la ocupa el representante una gran empresa ganadera, "el resultado queda bastante equilibrado". Pero, además, en el nuevo consejo rector están representados el resto de sectores.

Si bien, ha advertido de que "la mayoría de las grandes cuestiones del cooperativismo rebasan el ámbito de lo sectorial y de lo provincial" y ahí es donde debe centrarse la actuación de la federación, "en priorizar lo general sobre lo particular".

RETOS Y OPORTUNIDADES

En la entrevista concedida a Europa Press, Molina ha resaltado que Faeca se ha hecho "un buen" sitio en el mundo representativo agrario, ya que supone una tercera parte de todo el cooperativismo nacional y es referente en todos los sectores, especialmente en frutas y hortalizas, aceite de oliva, aceituna de mesa, ganadería y cultivos herbáceos.

Si bien, ha apuntado que la federación debe avanzar en investigación y tecnología, cada vez más presente en la agroalimentación pues "ya no sirve con cultiva y recolectar los productos" si no que "para ponerlos en el mercado en necesario observar una trazabilidad, seleccionarlos por categorías, envasarlos adecuadamente, en algunos casos, hay que transformarlos y, en otros, enriquecerlos y en todos los casos distribuirlos adecuadamente".

CAMBIOS LEGISLATIVOS SOBRE ECONOMÍA SOCIAL

Por otra parte, cuestionado sobre la nueva Ley de Cooperativas regional, Molina ha indicado que el objetivo es disponer de una ley que permita dar mayor flexibilidad al modelo en sus actuaciones, líneas de actividad, operaciones con terceros y toma de decisiones. Asimismo, ha señalado que debe incluir modificaciones en cuanto a la estructura del capital social y dotación de fondos sociales para facilitarnos ganar mayor competitividad.

De igual manera, a su juicio, sería "bueno" establecer alguna exigencia o compromiso a los rectores de cooperativas, como podría ser participar de alguna formación básica del modelo cooperativo y de sus responsabilidades como consejero, sobre todo teniendo en cuenta que asumen un puesto para administrar un patrimonio de terceras personas.

Otro aspecto, según apunta, que habría que estudiar es la información a los socios, no sólo en lo que respecta a la situación contable o compromisos sociales, sino también en lo relativo a su viabilidad empresarial, nivel de competitividad y modelo empresarial, entre otros.

Por último, preguntado sobre cómo hacer frente a la llamada 'crisis del pepino', el presidente de Faeca ha destacado dos planos de actuación. El primero, a corto plazo, negociando con las administraciones para tratar de obtener las mayores compensaciones posibles de las pérdidas ocasionadas. El segundo, a medio y largo plazo, para prestigiar los productos españoles y andaluces y ponerlos en su "justo sitio" en función de los controles de calidad que realizan y de los protocolos de trazabilidad que se llevan a cabo.

"No es de recibo que ante una situación de alarma lo primero que se le ocurra a algunas autoridades alemanas sea culpar a un producto agrícola español y eso ocurre porque nuestra imagen no se corresponde con el trabajo que se realiza", ha subrayado, a lo que ha añadido que en la misma situación que el pepino español estaba el holandés y, sin embargo, "sobre éste no se dijo nada".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Tuenti
Mapa autonómico de España