Viernes 22/09/2017.

| Sevilla

Sevilla

El imputado por el accidente de Tablada iba a una velocidad "excesiva" y no frenó, según un policía

El joven conductor de 24 años de edad imputado por causar el pasado mes de octubre un accidente en la avenida Juan Pablo II de la capital hispalense en el que falleció una pareja circulaba a una velocidad "excesiva", superior a la permitida de 50 kilómetros por hora, y no frenó antes de provocar el siniestro, según ha asegurado uno de los agentes de la Policía Local que se desplazaron al lugar de los hechos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Fuentes del caso han informado a Europa Press de que, en la jornada de este viernes, el juez de Instrucción número 18 de Sevilla ha tomado declaración a dos agentes de la Policía Local, uno de los cuales auxilió al imputado, mientras que el segundo de ellos analizó sobre el terreno cómo habían quedado los vehículos y otra serie de elementos como mediciones o la posible existencia de marcas de frenada.

Este segundo agente ha asegurado ante el juez que el joven causante del siniestro mortal circulaba a una velocidad "excesiva", en todo caso a más de 50 kilómetros por hora aunque no ha podido precisar la velocidad exacta, mientras que en la calzada "no había signos" de que el conductor imputado hubiera frenado para evitar la colisión. "La parada se debió al impacto", ha llegado a manifestar este agente.

De igual modo, ha determinado que el coche del imputado circulaba procedente del puente de las Delicias en dirección a la comarca del Aljarafe, y no al revés, así como que "le llamó poderosamente la atención" que el Volkswagen Golf del joven formaba un ángulo recto respecto al coche de las víctimas, por lo que "queda claro que la pareja venía de Los Remedios en dirección Tablada".

ESTADO DE EMBRIAGUEZ DEL IMPUTADO

El otro agente de la Policía Local que ha comparecido este viernes ante el juez instructor ha señalado que, una vez en el lugar del accidente, se dedicó a auxiliar a la víctima, que en un primer momento se encontraba tumbada, por lo que lo ayudó a que se incorporara y, en ese momento, pudo comprobar su estado de embriaguez, ya que "tenía todos los síntomas de estar ebrio".

De otro lado, hay que destacar que el juez instructor ha dictado una providencia en la que pide a la Policía Local "agilidad" al objeto de que remita al Juzgado el informe final sobre el siniestro. Asimismo, y según han apuntado las mismas fuentes, la instrucción del caso "está prácticamente finalizada" a la espera de la declaración de otro policía local y un testigo presencial de los hechos que debía haber comparecido esta semana, testificales que podrían fijarse para el próximo mes de enero.

El abogado que ejerce la acusación particular en nombre de las familias de las víctimas, Manuel Parrilla, se ha referido en declaraciones a Europa Press al hecho de que el joven que iba conduciendo el coche junto a la otra víctima haya dado una tasa de alcoholemia de 0,74 gramos por litro de sangre, cuando la tasa máxima permitida es de 0,50, y ha asegurado que "no hay relación de causa-efecto" entre este factor y el accidente mortal. "No se trata de un ilícito penal, sino administrativo", ha remarcado.

Este jueves, dos agentes que custodiaron al imputado en el Hospital Virgen del Rocío por espacio de cuatro horas, ya coincidieron en señalar que "apreciaron perfectamente que tenía los ojos vidriosos y un fuerte olor a alcohol". Incluso, el joven, identificado como J.S.R., confesó a uno de estos agentes que "venía de una discoteca de tomar varias copas", mientras que a otro le realizó unas manifestaciones "incongruentes", ya que "unas veces le dijo que venía con el coche de Sevilla y otras de Coria del Río".

De su lado, la tía materna del joven narró que fue hace cinco años cuando compró el Volkswagen Golf causante del siniestro, y que "a los cuatro o cinco" meses se lo vendió al imputado, aunque a día de hoy sigue constando ella como propietaria del turismo al no haber rellenado los papeles del traspaso. No obstante, el detenido consta como tomador del seguro y era el encargado de pagar el coche.

EL IMPUTADO CUADRUPLICABA LA TASA MÁXIMA

Hay que recordar que el análisis de la muestra de sangre extraída al joven imputado ha arrojado un resultado de 2,11 gramos de alcohol etílico por litro de sangre, con lo cual cuadruplicaba lo permitido en el momento del accidente. Según el resultado del análisis remitido por el Instituto Nacional de Toxicología, "no se detectó ninguna otra sustancia tóxica o estupefaciente".

El accidente se produjo a las 5,40 horas del día 30 de octubre, después de que el vehículo en el que viajaba el ahora detenido, modelo Volkswagen Golf, que circulaba por la Avenida Juan Pablo II en dirección al Aljarafe, colisionara de forma frontolateral con el turismo en el que viajaban la pareja fallecida, un Peugeot 206 que salía de la calle Costillares.

Como consecuencia del siniestro fallecieron una chica de 22 años, identificada como R.M.R.C., y un joven de 25, identificado como A.A.M.J., así como también resultó herido el ahora encarcelado, que se encuentra en prisión provisional por un delito contra la seguridad vial y otros dos de homicidio imprudente.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30