Domingo 04/12/2016.

| Sevilla

Sevilla

La directora de la guardería dice que "ningún niño pasaba hambre y que con un menú comían varios"

La imputada dice que la comida entregada a los niños era "suficiente"
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La directora y propietaria de la escuela infantil 'Las Tres Torres' de Sevilla Este, contra la cual Educación resolvió comenzar el proceso de revocación de la subvención por el "desajuste" experimentado entre la comida servida en los menús y el número de niños que disfrutaban de este servicio, ha declarado como imputada en la mañana de este jueves ante el juez de Instrucción número 7 de Sevilla, Fernando Martínez, y ha asegurado que "ningún niño pasaba hambre y que con un menú podían comer varios niños".

Según el acta de declaración de la imputada, a la que ha tenido acceso a Europa Press, la declarante ha señalado que la guardería tenía 35 puestos escolares, aunque sólo 31 niños se beneficiaban del servicio del comedor, todos los cuales contaban con una edad de entre seis y siete meses a tres años.

La imputada, identificada como M.D.F.S., ha manifestado que "los menús de los bebés consistían en una papilla de verduras, carne o pescado, y de un postre con fruta o yogur". Según ha indicado, el menú estaba formado por un primer plato seguido de un segundo plato, un postre y pan, añadiendo que "con lo que servía el catering en función al número de menús encargados se daba de comer a los niños". "Con un menú podían comer varios niños de esa edad, dos o tres niños, y eso se lo da su experiencia habiendo trabajado cuatro años con este catering", ha afirmado.

"LA COMIDA ENTREGADA A LOS NIÑOS ERA SUFICIENTE"

La directora y propietaria de la escuela infantil 'Las Tres Torres' ha asegurado que "no ha sido asesorada por ningún nutricionista para decidir si lo que se daba a los niños era suficiente". También ha señalado que las fotos que constan en las actuaciones sobre los menús que daban a los menores "no son correctas", ya que "los cuencos de comida los llenaban prácticamente hasta arriba".

Asimismo, la directora del centro ha reiterado en dos ocasiones que "la comida entregada a los niños era suficiente". A su entender, "ningún niño pasaba hambre". En este sentido, ha precisado que "únicamente el catering vino corto una vez en cuanto al primer plato, por lo que se encargaron automáticamente dos menús más".

Además, la declarante ha resaltado que "con los menús enteros se daba de comer a 21 niños" y que "el menú pasado era para los bebés". También ha precisado que "cada vez que el catering servía la comida se le sellaba el albarán" y que la imputada no guardaba las copias "por ignorancia".

REVOCACIÓN DE CONVENIO

Asimismo, ha apostillado que, con respecto a la inspección que se realizó el 3 de marzo de este año, "nunca se le comunicaron los resultados de dicha inspección" y que la única notificación que recibió fue el 27 de mayo "para revocarle el convenio", debido a que en esa misma fecha se practicó una inspección donde se le requirió a la propietaria que pidiera "un menú por niño, lo que está haciendo desde entonces", ha precisado.

De este modo, ha reseñado que el 23 de mayo invitó a los padres de los niños a una reunión para explicarles la situación y para que fueran a la guardería a ver cómo comían sus hijos. De esta manera, "ningún padre quiso ir" y lo único que recibió fueron "insultos y amenazas". En este sentido, ha afirmado que "en todo momento los padres estaban informados de lo que comían sus hijos, y en ningún momento se habían quejado de la comida".

Además, ha detallado que "a raíz de estos hechos ha habido niños que han dejado de ir a la guardería y otros no". Para finalizar, ha indicado que tras, ser publicados los hechos en los medios de comunicación, "el catering comenzó a mandarles menos comida que antes y por ello, rescindieron los servicios con este".

"LA COMIDA ERA INSUFICIENTE Y MUY ESCASA"

La declaración de la directora de la guardería se produce después de que el pasado martes testificaran ante el juez instructor dos profesoras de la escuela infantil, las cuales afirmaron que tenían que repartir un sólo menú "entre tres o cuatro alumnos" y que la comida era "insuficiente" y "muy escasa".

Al hilo, señalaron que tenían que repartir un sólo menú "entre tres o cuatro alumnos" y la comida era "insuficiente" y "muy escasa". Asimismo, una de ellas, durante su declaración, se echó a llorar al recordar los hechos por la "impotencia" y "desesperación" que sentía "al tener que dividir una hamburguesa en siete u ocho trozos", lo que provocaba que los niños "lloraran".

Por su parte, la madre de una de las niñas matriculada en la guardería 'Las Tres Torres', que ha acudido este jueves a los juzgados con motivo de las declaraciones judiciales previstas, ha atendido a los medios de comunicación a las puertas de la sede judicial y ha señalado que su hija "llegaba triste de la guardería" y que "ha tenido problemas de crecimiento".

En este sentido, la madre de la menor ha precisado que su hija "lloraba y le costaba dormir" pero "pensaba que tenía sueño y no hambre". Además, ha indicado que la niña "comía tan sólo 300 gramos de comida más el postre".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31