Jueves 08/12/2016.

| Sevilla

Sevilla

Un convenio de 2010 recoge el "compromiso" de Monteseirín con IKEA para modificar el PGOU

Rodrigo Torrijos avisa de los "chantajes" de la multinacional pero el Gobierno municipal lo descarta y destaca la inversión
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El anterior alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), firmó el 5 de noviembre de 2010 con el Grupo IKEA un convenio urbanístico mediante el que el Ayuntamiento se comprometía a "impulsar y tramitar a la mayor celeridad posible" una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), al objeto de fijar una "edificabilidad mínima" 149.000 metros cuadrados para el "uso pormenorizado del sector de grandes superficies comerciales" en las parcelas donde ha sido proyectada la nueva gran superficie de la multinacional sueca.

El documento en cuestión ha sido hecho público por el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento, Maximiliano Vílchez (PP), durante el pleno ordinario celebrado este viernes por el Ayuntamiento hispalense, ahora gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP).

El portavoz municipal de IU-CA, Antonio Rodrigo Torrijos, ha defendido este viernes en el pleno una moción relativa a las vicisitudes que afronta el planeamiento urbano de Sevilla ante propuestas como las de la multinacional sueca IKEA, que aspira a una modificación puntual del PGOU para el proyecto de gran superficie comercial que promueve en los suelos de San Nicolás Oeste, al norte del termino municipal, o las pretensiones del parque temático hispalense, Isla Mágica, que a su vez necesita otro tanto para optimizar los desarrollos urbanísticos de los 57.000 metros cuadrados más de los que goza gracias al último contrato de explotación.

LA MOCIÓN DE IU-CA

La moción de IU-CA, recogida por Europa Press, apoyaba la llegada de "cualquier inversor con la intención de instalarse y crear riqueza y puestos de trabajo", pero a cuenta de la polémica suscitada cuenta del proyecto de la multinacional sueca del mueble de bajo coste, pedía "respetar en su totalidad los términos que son exigibles en la normativa recogida en el PGOU, con el acatamiento de clasificaciones, usos y desarrollos permitidos". La moción, además, proponía "rechazar cualquier intento que signifique subvertir la legalidad urbanística".

Y es que Rodrigo Torrijos avisa de que pese a la "fotogenia" del alcalde, Juan Ignacio Zoido, "no hemos visto ninguna foto suya reunido con los especuladores, a los que algunos llaman emprendedores". "IKEA reclama recalificar más allá de lo que plantea el PGOU y nos chantajea", ha visado el portavoz de IU-CA, quien ha resumido la posición de la multinacional en el mensaje "o tragáis o me voy a otro lado". "No valen humillaciones o engaños", ha dicho pidiendo respecto a la "dignidad colectiva de la ciudad".

"EL COMPROMISO" DEL AYUNTAMIENTO

Frente a esto, el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento, Maximiliano Vílchez (PP), ha hecho públicos un protocolo de manifestaciones y un convenio firmado el 5 de noviembre de 2010 por el anterior alcalde y dos representantes legales del Grupo IKEA en cuanto al proyecto de la mencionada multinacional. Y es que el convenio en cuestión recoge en su estipulación primera que el Consistorio, entonces gobernado por Sánchez Monteseirín, "se compromete a impulsar y tramitar la modificación puntual del PGOU a la mayor celeridad posible", dado que "la actual ordenación del sector no permite la obtención de las dos futuras parcelas comerciales con las condiciones y características esenciales requeridas".

Esta documentación, según Vílchez, "no estaba en el expediente" depositado en la Gerencia de Urbanismo acerca de esta iniciativa y habría sido facilitado por el Grupo IKEA durante los contactos mantenidos con el nuevo Gobierno municipal. La modificación puntual del planeamiento urbano, según el mencionado convenio urbanístico, estaba destinada a fijar una "edificabilidad mínima" 149.000 metros cuadrados para el "uso pormenorizado del sector de grandes superficies comerciales". "De qué chantajes o humillaciones estamos hablando", ha preguntado retóricamente el concejal popular recordando los ataques de Rodrigo Torrijos y del PSOE contra la disposición del Gobierno municipal a modificar el planeamiento urbano de cara al proyecto de esta multinacional.

Vílchez ha lamentado la "demagogia" de las fuerzas de oposición en cuanto al debate suscitado por esta modificación urbanística y ha defendido que "IKEA viene a invertir 200 millones de euros. No hay chantaje de ningún tipo". Rodrigo Torrijos, de su lado, ha respondido preguntando si acaso el convenio esgrimido por Vílchez fue "ratificado" en la comisión ejecutiva y el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo cuando PSOE e IU-CA gobernaban el Ayuntamiento. "Si se escandaliza, por qué no vota entonces a favor de nuestra moción", ha señalado aludiendo al contenido del convenio. Finalmente, solo los concejales de IU-CA han apoyado la moción, que finalmente no ha prosperado.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31