Sábado 10/12/2016.

| Sevilla

Sevilla

El autor del doble atropello de Paseo Colón niega ser un asesino y pide perdón a las familias

Fernando Vargas Cornelló, el joven condenado a seis años y medio de cárcel por atropellar mortalmente a dos jóvenes, Patricia Alfaro y Almudena González, en el Paseo Colón de la capital hispalense en la pasada Semana Santa de 2010, ha asegurado este viernes que "no es ningún asesino" y ha negado que el día de los hechos se quisiera dar a la fuga tras el atropello, tras lo que ha querido pedir perdón a las familias de las víctimas.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

El acusado por el doble atropello, que ha sido increpado por familiares de la víctima con gritos como "asesino" y "canalla", se ha pronunciado así una vez ha concluido en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla una vista en la que se han analizado los recursos contra el fallo interpuestos por la defensa y por las acusaciones particulares, mientras que la Fiscalía ha impugnado todos estos recursos y, de este modo, ha interesado que se confirme la sentencia emitida por el Juzgado de lo Penal número 8.

En este sentido, Fernando Vargas ha dicho que siente "mucho" lo ocurrido en la Semana Santa de 2010 y ha pedido perdón a los familiares de las fallecidas, algo que ya hizo, según ha recordado, durante el juicio celebrado a principios de este año. Asimismo, ha subrayado que "no es ningún asesino" y ha defendido que, tras el atropello, no quiso huir y se bajó del coche para acudir al lugar de los hechos, pero en ese momento un policía le dijo que se volviera a meter en su coche. "Lo siento muchísimo", ha concluido.

La vista ha comenzado con la intervención del letrado de la defensa --que también ha sido increpado en los pasillos de la Audiencia por familiares de las fallecidas--, que ha pedido que se le rebaje la pena a tres años de cárcel, ya que, según su versión de los hechos, las dos jóvenes cruzaron el paso de peatones estando el semáforo en rojo para los ellas, mientras que una tercera joven que les acompañaba, y que resultó ilesa, "se quedó esperando a que se pusiera en verde, pero no vio el accidente porque se estaba abrochando la chaqueta".

De igual modo, ha indicado que "no procede" la condena por conducir sin carné al desconocer el acusado que se le habían retirado todos los puntos, mientras que, en relación al delito de omisión del deber de socorro, ha asegurado que "tampoco procede" la condena a un año de cárcel. Así, ha argumentado que Fernando Vargas, tras el atropello, paró el vehículo con la intención de ir al lugar donde se encontraban las víctimas, pero cuando se estaba acercando un policía local "le dijo que se introdujera en el vehículo".

"SU INTENCIÓN ERA HUIR"

De su lado, el letrado que ejerce la acusación en nombre de Almudena González, se ha referido en primer lugar al delito de omisión del deber de socorro y ha considerado "incongruente" y "sorprendente" que la sentencia lo condene a un sólo año por este delito, pidiendo la imposición de la pena máxima, que es de cuatro años, ya que "su intención nunca fue la de detenerse, sino la de huir", añadiendo que el coche del acusado recorrió 211 metros tras el atropello y se paró "por la avería producida tras el fuerte impacto".

El abogado ha recordado además que el condenado circulaba bajo los efectos del alcohol, a más de 100 kilómetros por hora "y encima se intentó dar a la fuga", por lo que "no vemos indicio de buena fe" en su actuación. "No lo pudo hacer peor", ha proseguido, agregando que el acusado, además, "tenía pleno conocimiento de que había perdido todos los puntos del carné". Asimismo, ha considerado "una manifestación gratuita", que no se deduce de las actuaciones, lo afirmado por el letrado de la defensa en cuanto a que las fallecidas cruzaron en rojo para ellas.

Por su parte, la abogada de la familia de Patricia Alfaro ha pedido que se condene al acusado a cuatro años de cárcel por cada uno de los dos delitos de homicidio por imprudencia grave y a cuatro años de prisión por la omisión del deber de socorro, pues "se dio a la fuga, continuó su marcha y no frenó". También ha pedido que se considere víctima de un delito de lesiones a la joven que acompañaba a las víctimas, así como que la pareja sentimental de Patricia, con la que convivía, pueda ser indemnizada.

LA CONDENA

Hay que recordar que el Juzgado de lo Penal número 8 de Sevilla condenó a Fernando Vargas a seis años y medio de cárcel por dos delitos de homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria; un delito de omisión del deber de socorro, y un delito contra la seguridad vial derivado de conducir sin tener en vigor el permiso de conducir.

Durante la celebración de la vista oral el pasado mes de febrero, el acusado aseguró que el semáforo donde tuvo lugar el fatal siniestro, ubicado frente a la Torre del Oro, estaba en verde, que circulaba a 60 kilómetros por hora y que "en ningún momento" vio a las víctimas, pero que cuando sintió el impacto levantó "el pie del acelerador", fue frenando y orillándose a la derecha con el objetivo de parar porque "nunca" se quiso dar a la fuga.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31