Martes 12/12/2017.

| Sevilla

Sevilla

M.Junta rescata 103 águilas imperial desde 2002 y reduce la mortalidad en nido hasta el 6% en 2011

El equipo especializado dedicado al seguimiento de la nidificación comienza la vigilancia sobre los ejemplares antes de que comience la incubación
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La Consejería de Medio Ambiente, desde el año 2002 y hasta la fecha en el marco del Programa de Actuaciones para la Conservación del Águila Imperial ibérica en Andalucía, ha rescatado con éxito 103 ejemplares en la comunidad andaluza de la rapaz más amenazada de la península ibérica.

Por otro lado, la mortalidad de pollos de águila imperial varía según la zona donde se haga la estimación, si bien puede decirse que oscila entre el 20 y el 30 por ciento. Entre los distintos factores que la provocan se encuentran las molestias en el entorno de cría, los rigores del clima, enfermedades o la caída de pollos, destacando las agresiones entre hermanos desencadenadas por la falta de alimento.

No obstante, en Andalucía, este índice es mucho menor gracias al desarrollo del Programa. En 2011 se ha logrado mantener la mortalidad en un seis por ciento, con el rescate de 14 pollos, según los datos del departamento de José Juan Díaz Trillo, recogidos por Europa Press. Los ejemplares rescatados, una vez recuperados, son liberados mediante la técnica de hacking o fostering en los distintos proyectos de reintroducción y reforzamiento que se llevan a cabo en nuestra comunidad, una medida "eficaz" para aumentar la productividad de la especie, cumplir los objetivos de la Estrategia Nacional y que además está recogida en el Plan de Recuperación del Águila imperial en Andalucía.

El rescate de pollos y huevos permite cumplir otros dos objetivos del Plan y la Estrategia, incorporar ejemplares al 'stock' de cría en cautividad --16 pollos-- y, por otro lado, ampliar su área de distribución mediante la reintroducción y el reforzamiento de la población.

El equipo especializado dedicado al seguimiento y vigilancia de la nidificación de la Junta, conocida la sensibilidad de las águilas ante las molestias en la reproducción, comienza las labores de supervisión sobre los ejemplares antes de que comience el periodo de incubación, favoreciendo la cría mediante la coordinación de los trabajos forestales que puedan realizarse en el entorno y estableciendo un perímetro de seguridad mediante el cierre y señalización de los accesos al área de cría.

En este sentido, para intervenir nidos de una especie tan amenazada como esta, es necesario un seguimiento adecuado, autorizaciones y personal cualificado, pero principalmente seguir con los protocolos que determinan la idoneidad de una actuación, cuando intervenir en un nido y el modo correcto de hacerlo.

31% DE MUERTES POR ELECTROCUCIÓN

De otro lado, la Consejería de Medio Ambiente ha conseguido reducir en un 80 por ciento las muertes por electrocución de las águilas imperiales en Andalucía, la principal causa de mortalidad no natural para la especie. La vulnerabilidad a estos accidentes se debe a que los postes eléctricos proporcionan a las águilas posaderos para la caza, descanso y defensa territorial, afectando en mayor medida a las hembras por su mayor envergadura. Una de las prioridades del Programa de Actuaciones ha sido la localización y corrección de tendidos eléctricos peligrosos para las águilas.

Así, a través de la modificación de las torretas y el aislamiento de los cables conductores, la mortalidad acumulada por esta causa para Andalucía en todo el periodo del programa ha representado el 31 por ciento y en los dos últimos años solo dos águilas han muerto electrocutadas. Para eliminar las colisiones y electrocuciones con tendidos eléctricos, Andalucía elaboró en 2006 un marco normativo para establecer la protección de la avifauna para las instalaciones eléctricas de alta tensión.

LUCHA CONTRA EL VENENO

Por otro lado, la Consejería recuerda que el uso ilegal de cebos envenenados es actualmente la segunda causa de mortalidad no natural para las águilas, debido al carácter carroñero que adopta en ocasiones, apuntando que en el 2004 se puso en marcha la Estrategia Andaluza para la Erradicación del Uso Ilegal de Cebos Envenenados con medidas dirigidas a la obtención de información, la prevención y disuasión, así como a la persecución del delito.

En este sentido, se incrementaron las inspecciones en las zonas de dispersión juvenil de la especie gracias a la información obtenida de las áreas de uso de las águilas mediante el radiomarcaje de juveniles y, además, gracias al emisor GPS que portaba una de ellas, en 2006 se pudo localizar un punto negro de mortalidad por venenos en la provincia de Cádiz.

Mientras el esfuerzo de búsqueda y la vigilancia se han incrementado anualmente, la localización de casos de veneno en Andalucía ha disminuido. Así entre 1990 y 2001 se localizaron 13 águilas imperiales muertas por veneno, mientras que desde la puesta en marcha del Programa de Conservación y de la Estrategia de lucha contra el veneno el número de ejemplares localizados muertos ha disminuido claramente a pesar del incremento del esfuerzo de localización.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31