Miércoles 21/02/2018.

| Sevilla

Sevilla

Lobo ratifica que Gaviño le dio 12.000 euros y le prometió "200 millones de pesetas" por voto

Según ha dicho, el empresario "me propuso solucionar mi vida, la de mi hija y la de 20 generaciones más" a cambio de su voto Niega que Antonio Rivas le haya entregado dinero a cambio de denunciar el caso ante la Policía
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Según ha dicho, el empresario "me propuso solucionar mi vida, la de mi hija y la de 20 generaciones más" a cambio de su voto

Niega que Antonio Rivas le haya entregado dinero a cambio de denunciar el caso ante la Policía

La que fuera concejal en el Ayuntamiento de Camas (Sevilla) Carmen Lobo ha ratificado este martes que el empresario Eusebio Gaviño le entregó un sobre con 12.000 euros "en billetes de 500" en su interior y le prometió pagarle "200 millones de pesetas" por cada voto favorable que hiciera a una serie de puntos incluidos en el pleno municipal que se iba a celebrar el día 13 de septiembre de 2005.

Durante su declaración en el juicio con jurado popular que se celebra en la Audiencia Provincial de Sevilla, que se ha extendido por espacio de dos horas, la testigo y denunciante de estos hechos ha asegurado que, a cambio de su voto, el acusado "me propuso solucionar mi vida, la de mi hija y la de 20 generaciones más", así como un piso en la localidad gaditana de Zahara de los Atunes y dos apartamentos en una zona residencial de Camas.

Carmen Lobo ha indicado que fue en el verano de 2005 cuando su "amigo" y exmilitante de IU Francisco Gordo "me dijo que le había llamado Gaviño y que querían ponerse en contacto conmigo para hablar de recalificar unos terrenos y que, para que estas recalificaciones salieran adelante, mi voto era imprescindible". Tras ello, Gordo denunció ante la Policía "que me querían supuestamente sobornar", ha precisado la testigo.

Lobo ha señalado que Gordo le dio su número de teléfono al empresario, "quien me llamó, me contó la conversación que había tenido" con el propio Francisco Gordo y "me propuso quedar al día siguiente para desayunar" en El Manchón. Una vez finalizó esta conversación telefónica, "llamé a la Policía y le dije que había quedado", de manera que el día 12 de septiembre de 2005 acudió a este primer encuentro portando un reproductor de MP3 "que la Policía sabía que iba a llevar".

La Policía "no me dio instrucciones" y únicamente "me dijo que iba a estar por allí pendiente, por si me daba un maletín y se le detenía en ese momento", ya que, "según me contaron, esto sólo era la punta del iceberg y detrás había gente mucho más importante implicada", ha narrado Carmen Lobo, quien ha asegurado que su objetivo al asistir a esta cita era "escuchar lo que me ofrecían y colaborar con la Policía, porque se estaba tratando de cometer un delito, y bien gordo".

Ha señalado que, una vez llegó al lugar de la cita, puso encima de la mesa la grabadora, que iba oculta en la funda de unas gafas y que estuvo en funcionamiento desde que llegó en el coche hasta que se marchó en el mismo.

Una vez allí, "me ofreció tantísimas cosas...", entre ellas el apartamento en Zahara de los Atunes y dos apartamentos en una zona residencial de Camas. "Me dijo que uno iría a nombre de mi hija, y el otro a nombre de otra persona, pero que no se pondrían a mi nombre y que la sociedad para blanquear el dinero ya la tenían hecha", ha subrayado, agregando que "me habló de cifras concretas que tenían pensado que les iba a costar cada punto del pleno que yo votara a favor".

"UN REGALITO"

Según ha continuado, "me ofreció 200 millones de pesetas por cada punto del pleno, y eran cinco puntos, cinco recalificaciones", añadiendo que el empresario "me habló de barbaridades" y "me ofreció el oro y el moro", punto en el que Carmen Lobo ha asegurado que "me parecía que estaba hablando completamente en serio". A continuación, "me dijo que quedáramos por la noche, porque me iba a dar un regalito", algo que "supongo que era una prueba de buena voluntad de que había dinero por detrás".

En esa reunión de la mañana, el empresario "me dijo" que el resto de acusados, como son el exalcalde de Camas Agustín Pavón (IU), el exconcejal del PP Antonio Enrique Fraile y el exedil del PA José del Castillo, "también se llevaban y también iban servidos; que todos iban a sacar partido". "Gordo ya me había contado esto, y Gaviño me corroboró que querían comprar mi voto", ha afirmado, insistiendo en que el empresario "me lo ofreció --el dinero-- en representación" del resto de imputados.

El fiscal le ha cuestionado qué significa la frase "Agustín, te la voy a meter hasta los gavilanes", que dijo la propia testigo, tal y como consta en la grabación, tras abandonar en su coche esta primera reunión, y ha explicado que "se trata de una expresión taurina" que empleó después de que Gaviño "me corroborara" que todos "iban a sacar partido", lo que "me pareció una aberración", ya que Pavón "iba a consentir que mi voto se comprase y por ello se trataba de un presunto corrupto".

PAVÓN "ME DIFAMÓ Y ME VILIPENDIÓ"

Tras este primer encuentro, "nos despedimos y me fui a denunciar a la comisaría de Blas Infante", aunque ha querido dejar claro que "se denuncia al conjunto de personas que quisieron sobornarme, no a Agustín Pavón", al que ha dicho "no odiar" a pesar de que "me dejó de lado" tras su expulsión de IU, "me difamó y me vilipendió". "No le deseo ningún mal ni a él ni a ninguno de los acusados", sino que "sólo he denunciado un delito" y ahora será el Código Penal "el que los condene o no", ha puesto de manifiesto.

Lobo, que entregó a la Policía el MP3 con la grabación, "que no manipulé", ha narrado que por la noche mantuvo un segundo encuentro con el empresario en la 'Taberna Medieval', en la cual "me dio el regalito", en concreto un sobre con dinero "que me dijo que contara", por lo que "cogí el sobre de manera que los agentes que estaban junto a nosotros lo vieran y me metí en el cuarto de baño, desde donde llamé a la Policía", introduciéndose una agente en el baño para contar el dinero y recoger dicho sobre.

A su juicio, "el dinero era como un previo pago de que el trato se iba a llevar a cabo", ya que ha opinado que quizás "tenían miedo de que me echara atrás", por lo que incluso Gaviño "mostró mucho interés en quitarme de en medio y en que no asistiera al pleno, ofreciéndome recogerme en mi casa para pasar el día en la Sierra Norte", ya que "si yo no hubiera asistido, el efecto hubiera sido el mismo" y los puntos "serían aprobados".

NIEGA QUE RIVAS LE OFRECIESE DINERO POR DENUNCIAR EL CASO

En esta reunión, el empresario "me dio un papel manuscrito con los puntos del pleno en los que tenía que votar a favor", ha afirmado la testigo, quien ha querido dejar claro que "no he recibido ningún beneficio por denunciar algo que es ilegal", negando que el exdelegado provincial de Empleo y exprimer edil de Camas Antonio Rivas le haya dado dinero por denunciar el caso. "Eso es totalmente falso", ha rematado.

El juicio continuará el próximo jueves, a partir de las 10,00 horas.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Febrero 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28