Sábado 10/12/2016.

| Sevilla

Sevilla

El ocupa de Casas Viejas que acusó a policías de torturarlo ratifica que querían hacerle daño

Uno de los ocupas del Centro Social Ocupado y Autogestionado (CSOA) 'Casas Viejas' que acusó a agentes de la Policía Nacional de torturas físicas y psicológicas durante el desalojo de este espacio que tuvo lugar en noviembre de 2007, ha considerado que los agentes "querían sacarlo" de allí "haciéndole daño", por lo que en ese momento se sintió "coaccionado".
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

En su escrito de acusación, consultado por Europa Press, la Fiscalía relata que el procesado fue extraído el 30 de noviembre de 2007, junto a otro compañero, del zulo construido bajo tierra en el inmueble conocido como 'Casas Viejas'. Ese día, dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía "procedieron a realizar labores de apoyo a la diligencia de lanzamiento de los ocupantes de dicho inmueble".

Posteriormente, y en rueda de prensa, el imputado, Agustín G.T., denunció que "los malos tratos psicológicos y físicos sufridos no se han podido pagar", así como "ahora voy a hablar de las torturas que nos han hecho para que nos soltáramos de los tubos ...las torturas físicas han sido realizadas exclusivamente por policías nacionales", por todo lo cual la Fiscalía pide que el acusado pague una multa de 6.000 euros e indemnice con 8.000 euros a cada policía por un delito de calumnias con publicidad.

Durante la primera jornada del juicio, celebrada este lunes en el Juzgado de lo Penal número 13 de Sevilla, el acusado ha ratificado que el día de los hechos se sintió "coaccionado" por los dos agentes mencionados, pues, a su juicio, al precintarle la mano derecha con los pies "querían sacarlo del zulo" y para ello el objetivo era "hacerle daño", han apuntado fuentes del caso consultadas por Europa Press.

En la jornada de este lunes también han declarado los dos agentes denunciantes, que han ratificado que su único objetivo era inmovilizarlo y no hacerle daño; el responsable del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento y el entonces responsable de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Local, José Aulet. El próximo viernes continuará la vista oral con la presentación de los informes finales por cada una de las partes personadas en el proceso.

PELIGRO DE DERRUMBE "REAL Y CIERTO"

Además, y a propuesta de la defensa del acusado, se ha practicado una prueba pericial a cargo de un médico psiquiatra del Hospital de La Paz, experto en malos tratos y torturas, que ha asegurado que el método de inmovilización empleado por los agentes es una técnica "que puede cortar la circulación y gangrenar el brazo", y que puede englobarse dentro de lo que se entiende por tortura.

El Ministerio Público entiende que los policías "se limitaron a hacer efectivo el desalojo del modo más proporcionado posible, dada la situación creada por los encadenados y las circunstancias concurrentes", añadiendo que el posible derrumbe de "tan precaria" construcción "fue real y cierto".

Agrega el fiscal en su escrito de acusación que el precinto de la mano derecha con los pies "se debió a la necesidad de inmovilizar a los ocupas, mientras los bomberos apuntalaban el recinto para evitar quedar enterrados todos dentro y mientras se procedía a extraer la mano izquierda del tubo".

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Kit Buenos Días

Diciembre 2016
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31