| Málaga

Málaga

CEAR acusa a miembros de la familia de un expreso cubano de incumplir las normas de convivencia del centro

La dirección expulsa a siete personas por mantener "continuos conflictos entre ellos" y enfrentarse a los técnicos
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha informado este miércoles de la situación en que se encuentran los miembros de la familia del expreso político cubano Carlos Martín, instalados en el centro de Málaga, y ha acusado a siete de las 10 personas de la misma de mantener un mal comportamiento y actitud e incumplir la normativa de convivencia del centro.

Carlos Martín, su hermana Sabina Martín y otros tres miembros de la familia continúan en huelga de hambre, iniciada el pasado jueves, para lograr que se les traslade a los pisos que les prometieron antes de llegar a España y por las condiciones "infrahumanas" de las habitaciones en las que están alojados.

Desde la CEAR han indicado que estas personas no han aceptado los "límites y requisitos" establecidos por el financiador del programa a nivel nacional. Las siete personas a las que la dirección "se ha visto obligada a tramitar su baja obligatoria" han mantenido "continuos conflictos entre ellos, llegando a la agresión física".

De hecho, han continuado desde esta organización, como consecuencia de una de estas disputas se reajustó la distribución del grupo familiar teniendo en cuenta sus demandas. Igualmente, han apuntado que incluso los conflictos se han trasladado al equipo de técnicos del centro, con los que se han enfrentado en "repetidas ocasiones, llegando a proferir amenazas directas e indirectas, agresiones verbales y faltas manifiestas de respeto".

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado ha sostenido, en un comunicado, que estas personas han incurrido, además, en otros incumplimientos de la normativa de convivencia "al introducir alcohol en el centro o exhibir armas blancas en el patio del mismo". Por dicho motivo, tres de estas personas fueron apercibidas por escrito de la necesidad de cambiar su comportamiento para evitar su expulsión del centro.

VÍDEOS Y FALTA DE COMPROMISO

En este sentido, este mes la dirección del centro denunció ante el juzgado la aparición de dos vídeos colgados en Internet y realizados en las instalaciones, a pesar de que está prohibido, en los que los afectados por la expulsión "hacían declaraciones fraudulentas sobre su situación y las condiciones del centro".

La falta de compromiso es otra de las críticas que aduce el centro de Málaga puesto que "han abandonado los cursos formativos que se les habían conseguido y han rechazado el trabajo de los profesionales dedicados a su ayuda". "Su actitud se ha limitado a reivindicar actuaciones y prestaciones más allá de las establecidas en el programa", ha apostillado.

El pasado día 24 uno de los miembros fue requerido para una reunión con la persona que les iba a alquilar una vivienda. Entonces, estas personas "adoptaron nuevamente una actitud de confrontación abandonando sus habitaciones y sacando todas sus maletas y bultos al patio común del centro, manifestando que iban a iniciar una huelga de hambre".

Ante esta situación, la dirección medió para "revertir la actitud" y les explicó que si ocupaban las zonas comunes serían expulsados. Al seguir sosteniendo "esa postura de fuerza innecesaria la dirección tramitó la baja, efectiva desde el 18 de junio por resolución de la Dirección General de Integración de los Inmigrantes".

AYUDA AL REFUGIADO

La CEAR ha incidido en que es una organización no gubernamental de acción voluntaria, humanitaria, independiente y plural, que lleva 32 años "defendiendo el derecho de asilo de todos los colectivos y nacionalidades".

En 18 años en la ciudad ha acogido a un millar de personas. Actualmente residen otras 38, familias en algunos casos y solas en otras y por el centro han pasado 78 del grupo de excarcelados cubanos que vinieron en la misma situación que los expulsados.

De ellas, 57 personas ya están viviendo en casas alquiladas gracias a la financiación del programa y al esfuerzo tanto de los propios beneficiarios como de los profesionales de la CEAR.

En este punto, han añadido que de un grupo de 64 personas de este mismo colectivo, alojadas en otro centro de la provincia, 54, que encontraron un piso de alquiler, van a pasar a la fase de autonomía.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Síguenos en...

Facebook Twitter Youtube Tuenti
Mapa autonómico de España