Te interesa | Pregunta al médico

La Información

lumbago agudo

Traumatología

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

  • En ocasiones es necesaria la realización de otras pruebas de imagen, como la radiografía o la resonancia magnética cuando el dolor no cede con métodos convencionales.
  • El diagnóstico de estos cuadros precisa de la valoración por un especialista, ya que en ocasiones es suficiente con la historia clínica y la exploración.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario
  • Hernia discal Hernia discal

Las formas de dolor vertebral más frecuentes son los síndromes lumbares. Dentro de estos se diferencian tres cuadros principales:

- Lumbago agudo: es la forma más frecuente y cursa con dolor lumbar agudo y rigidez local. Generalmente aparece después de un esfuerzo, tras el cual el paciente nota un chasquido y adopta una postura de flexión de la espalda para contrarrestar el dolor. Además, tiende a moverse en bloque para evitar el empeoramiento del dolor. Los síntomas suelen ceder al cabo de unas dos semanas, sobre todo si el paciente hace reposo. Puede tratarse de un episodio único o bien el primero de una serie de cuadros que indican el deterioro discal progresivo que terminará en el síndrome de hernia discal típica.

- Lumbalgia crónica: Se caracteriza por un dolor dorso lumbar o lumbosacro, con una posible irradiación difusa hacia el glúteo y la cara posterior del muslo, que aumenta con la posición de sentado de forma prolongada, por ejemplo, los viajes en coche, y con los esfuerzos. Muchos enfermos, refieren un dolor matutino, y empeoramiento cuando se enderezan tras una flexión. En estos casos, conviene descartar la existencia de procesos abdominales, como pancreatitis, úlceras, procesos ginecológicos, procesos urológicos, como litiasis, infecciones renales, o los procesos esqueléticos de origen reumático, como espondiloartritis anquilopoyética, discitis, etc… En estos casos, a diferencia del lumbago agudo, el paciente presenta una columna con buena movilidad, en relación a la edad y el grado de artrosis, los movimientos se suelen hacer de forma brusca, como a saltos, y suele ser más dolorosa la extensión que la flexión.

- Lumbociática o ciática: es un cuadro doloroso, cuyo origen está en el 95% de los casos en una compresión radicular por parte de los discos intervertebrales de una o varias raíces nerviosas. El dolor puede instaurarse de forma brusca o bien paulatina tras un episodio de lumbago, irradiándose al glúteo, y de ahí, por la cara posterior del muslo hacia la pierna y el pie. El dolor, inicialmente, suele ser agudo y lancinante, como ardor o calambres, en unas ocasiones, y más sordo en otras. El enfermo suele evitar el apoyo durante la marcha sobre el miembro afecto. Los esfuerzos incrementan el dolor. El enfermo se mueve en bloque, como en el lumbago agudo, con una clara contractura de la musculatura de la espalda. Además puede cursar con parestesias, o sensación de hormigueo o adormecimiento de las piernas. El dolor y las parestesias suelen aumentar con las maniobras de valsalva, es decir, al aumentar la presión intraabdominal, como por ejemplo, con la defecación o los estornudos. Según la raíz nerviosa afecta, los dolores y parestesias aparecerán en una u otra zona, por ejemplo, si se afecta la raíz L5, se distribuirá por la cara posterior del muslo, lateral de la pierna, y anterior del pie hasta el dedo gordo. Si se afecta la raíz S1, el dolor es posterior del muslo, lateral de la pierna, hasta la planta.

El diagnóstico de estos cuadros precisa de la valoración por un especialista, ya que en ocasiones es suficiente con la historia clínica y la exploración, y en otras ocasiones es necesaria la realización de otras pruebas de imagen, como la radiografía o la resonancia magnética cuando el dolor no cede con métodos convencionales, y el paciente puede ser candidato a un tratamiento quirúrgico.

Kit Buenos Días

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal? Recibe toda la actualidad a primera hora

Enviar
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ficha del autor

Traumatología

Doctora Elena Manrique Gamo

Licenciada en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid en 2003. Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica desde 2009. Ahora ejerce como médico especialista de área en el Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Clínico San Carlos