| Traumatología

Traumatología

Si sientes dolor en el cuello al final del día, ¿hay que ponerse calor?

  • La aplicación de calor a nivel cervical es muy adecuada, bien al final del día, o si es posible dos o tres veces al día durante un tiempo de 15-20 minutos.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Los síndromes dolorosos cervicales se caracterizan por un dolor centrado en la nuca,  con irradiación hacia la zona de la escápula, de intensidad moderada, que suele acentuarse con los cambios de estación (primavera y otoño), con los esfuerzos de levantar pesos o mantener posturas fijas de forma prolongada (por ejemplo, pacientes que trabajan con ordenador de forma continuada), y que ceden con el reposo.

El dolor con frecuencia se agudiza durante la noche. A veces, como primera manifestación o en el transcurso de este cuadro crónico, tras un esfuerzo, viaje en automóvil, etc., se produce un espasmo brusco a nivel muscular que coloca la cabeza en flexión-rotación-inclinación lateral fija (tortícolis). Este cuadro cede normalmente al cabo de 10-15 días

La palpación de la musculatura paravertebral es dolorosa. Este síndrome se interpreta como una degeneración discal paulatina, con aparición de artrosis y espondiloartosis, por lo que inicialmente la limitación de la movilidad es por la contractura, y con el paso del tiempo es debida a la degeneración de la columna o artrosis.

El tratamiento de los cuadros de patología de columna es sumamente complejo, ya que hay que observar al enfermo en su conjunto y enfocarlo al tratamiento correcto de su situación. Inicialmente, el manejo de los cuadros de dolor de la columna es ortopédico, es decir:

- Reposo en cama con base dura y almohada adecuada, esto es, ni muy alta ni muy baja, que mantenga la curva de la columna cervical sin forzarla.
- Collarín cervical, en las fases agudas, durante periodos cortos de tiempo, para evitar la atrofia y la consiguiente debilidad de la musculatura, que conllevará más dolor.
- Calor: La aplicación de calor a nivel cervical es muy adecuada, bien al final del día, o si es posible dos o tres veces al día durante un tiempo de 15-20 minutos. Se suele recomendar calor seco, del tipo de la manta eléctrica o paños calientes, pero también ofrece un gran alivio el aplicar agua caliente en la zona durante la ducha. El calor permite relajar la musculatura aliviando la contractura, y por tanto reduciendo el dolor.
- Valoración por su médico, que inicialmente pautará fármacos, del tipo de los antiinflamatorios, analgésicos o relajantes musculares.
- Rehabilitación vertebral, tras la oportuna valoración por un médico rehabilitador, cuando las medidas anteriores no son suficientes para mejorar la sintomatología .

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ficha del autor

Traumatología

Doctora Elena Manrique Gamo

Licenciada en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid en 2003. Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica desde 2009. Ahora ejerce como médico especialista de área en el Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Clínico San Carlos

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30