| Reumatología

Reumatología

¿Cómo se diagnostica la polimialgia reumática?

  • Se caracteriza por dolor y rigidez matinal de predominio proximal en cuello y cintura escapular y/o pélvica.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Entre un 75 y un 80% de los pacientes presenta una elevación significativa de la VSG. Los niveles de proteína C reactiva también están elevados y su determinación puede ser especialmente útil en aquellos enfermos que no presenten un aumento especialmente importante de la VSG. Con menor frecuencia los pacientes presentan anemia (20-25%) y alteración en las enzimas hepáticas (15-20%).

Se ha descrito un síndrome idéntico al de la PMR clásica, pero con una VSG normal o al menos inferior al valor generalmente aceptado de 40 mm/l h. La frecuencia de la PMR con una VSG "normal" es de aproximadamente un 20%. Estos pacientes se caracterizan por ser más jóvenes que aquéllos con PMR clásica, existiendo un predominio de hombres; son algo menos frecuentes otras alteraciones analíticas como anemia o elevación de enzimas hepáticas, así como las manifestaciones sistémicas como fiebre y/o adelgazamiento. El pronóstico es similar al de la PMR clásica.

La polimialgia reumática o PMR es un síndrome relativamente frecuente que se caracteriza por dolor incapacitante y rigidez de zonas proximales. Se caracteriza por dolor y rigidez matinal de predominio proximal en cuello y cintura escapular y/o pélvica. La afectación suele ser simétrica y su inicio puede ser brusco o insidioso. El dolor suele ser intenso y con frecuencia resulta invalidante, interfiriendo con las actividades habituales del individuo. En la exploración física destaca una disminución de la movilización activa de los hombros, cuello y caderas debido al dolor. Los músculos de estas zonas pueden estar dolorosos a la palpación. La movilidad pasiva y la fuerza muscular son normales

Su tratamiento se fundamenta en la utilización de corticoides. A este respecto no existe ninguna pauta unánimemente aceptada, pero se considera que se debe administrar una dosis diaria de 10 mg de prednisona o equivalente (5 mg/12 h). Posteriormente, la dosis de corticoides se reduce gradualmente, aunque la mayor parte de los pacientes requieren tratamiento durante una media de dos años. Una alternativa a los corticoides orales es el tratamiento intramuscular con 120 mg de metil-prednisolona depot cada tres semanas.

La mayoría de los pacientes tiene una evolución favorable con la terapia convencional. Aunque durante el seguimiento pueden desarrollar una ACG o una AR, esto es poco frecuente. La incidencia de recidivas de la enfermedad varía del 20 al 70%. En aquellos pacientes con recidivas, o en los que presentan un síndrome clínico típico con una respuesta parcial al tratamiento esteroideo, debe investigarse la presencia de una arteritis subyacente y realizar una biopsia de AT.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ficha del autor

Reumatología

Doctora Cristina Vadillo Font

Especialista en Reumatología. Medico Adjunto del Servicio de Reumatología en el Hospital Clinico San Carlos Madrid.

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30