| Médico de familia

lo hacen más los varones y los obesos

Médico de familia

¿Por qué roncamos?

  • Hasta el 45% de los adultos ronca ocasionalmente y del 10 al 20% de la población ronca de forma habitual.
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Los ronquidos son ruidos respiratorios fuertes que ocurren durante el sueño por la limitación al paso del aire en la parte posterior de la boca y de la nariz; donde confluyen lengua, paladar blando y úvula. Al pasar un flujo de aire inspirado por un espacio demasiado estrecho esas estructuras, relajadas durante el sueño, chocan unas con otras originándose una vibración y generándose el ruido típico del ronquido que  indica que el aire está pasando con dificultad. Cuando estamos despiertos no existe esa relajación y no se produce el ronquido.

Hasta el 45% de los adultos ronca ocasionalmente y del 10 al 20% de la población ronca de forma habitual, incluso los niños pequeños. Roncan más los varones y los obesos y el problema se agrava con la edad.

Los ronquidos pueden estar motivados por el aumento de tejidos de esa zona: úvula,  adenoides (vegetaciones)  amígdalas, velo del paladar o lengua (macroglosia). Las personas obesas suelen tener un incremento de estos tejidos y del tamaño del cuello.

Problemas nasales como deformidad del tabique, obstrucción nasal por pólipos, o alergias pueden motivar este problema.

En algunas personas se relacionan con la hipotonía de los músculos de la garganta o de la lengua, a veces relajados en exceso por el consumo de alcohol, fármacos o por estar en fases profundas del sueño.

En ocasiones los ronquidos aparecen en personas con síndrome de apnea hipopnea del sueño (SAHS), enfermedad que afecta al 5% de la población española adulta y que se  caracteriza por episodios repetidos de obstrucción completa (apneas) o parcial (hipopneas) de las vías aéreas superiores durante el sueño. Provoca disminución de la cantidad de oxígeno en sangre (hipoxemia) e interrupciones inconscientes del sueño, ocasionando cansancio y somnolencia diurna, a veces acompañadas de dificultad de concentración con sus posibles consecuencias.

Los ronquidos intensos pueden suponer un problema social a la pareja o a otros miembros de la familia, alteran el sueño del que los padece, no resultando reparador y ser causa cansancio y de dolores de cabeza matutinos.

Entre los consejos recomendados para reducir el ronquido están: evitar el sedentarismo, no fumar, en personas obesas disminuir de peso,  no hacer cenas copiosas, no tomar alcohol antes de acostarse, no tomar sedantes para dormir, procurar dormir de lado si es posible y levantar el cabecero de la cama.

Aquellas personas que roncan mucho y sobretodo si presentan somnolencia y cansancio por el día se recomiendan consultar con su medico quien valorará la necesidad de realizar estudio anatómico de la boca, cuello, nariz e incluso si lo considerase un estudio polisomnográfico, para determinar si existe SAHS u otra causa y adoptar la medida terapéutica más adecuada.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ficha del autor

Medicina de familia

Doctor Miguel Ángel Delgado

Doctor en Medicina por la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Medico colaborador de docencia práctica del Departamento de Medicina I de la Universidad Complutense de Madrid. Diplomado Universitario en Enfermería Actualmente desarrollando actividad asistencial  como medico de Familia en el Centro de Salud Los Ángeles de Madrid.

Kit Buenos Días

Octubre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31