Dolor

¿Son todos los dolores iguales?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

 La respuesta, lógicamente, es no. Pero por muchas razones. Ya no sólo porque la vivencia del paciente sea individual sino porque existen diferentes tipos de dolor.

De forma habitual, el dolor se puede clasificar como nociceptivo y neuropático.

El dolor nociceptivo es el dolor normal aunque suene raro al decirlo. En este tipo de dolor, se produce una lesión que puede ser un golpe, una apendicitis, un ataque de gota... debido a la inflamación local, se estimula un receptor específico del dolor que envía un mensaje al cerebro. En este mensaje va indicada la cantidad y calidad del dolor. Llega a la corteza cerebral y ahí se hace consciente. Es decir, hasta que no llega el mensaje a la corteza cerebral el paciente no tiene noticia del daño que está sufriendo. Una vez que el mensaje se traduce y el pacientes se da cuenta del dolor, genera una respuesta ante este dolor que puede ser muy diferente en función de cada caso, desde la retirada del dedo que está siendo golpeado por un martillo, hasta tumbarse con el abdomen flexionado para que la apendicitis duela menos. Además, este tipo de dolor presenta unas características que lo hacen propio: el dolor es definible y describible, se puede objetivar el origen, de forma habitual responde a analgésicos habituales como el paracetamol.

En el caso del dolor neuropático la cosa cambia bastante. El principal problema es que es un dolor patológico. El nervio está enfermo. El nervio puede enfermar por muchas cosas. La diabetes, por ejemplo, genera lesiones de los vasos sanguíneos que llevan oxígeno a los nervios, (cuando se lesionan, lo que habitualmente significa que se obstruyen), lesionan al nervio porque no le llega oxígeno ni  nutrientes. Otros ejemplos son la esclerosis múltiple, la sección del nervio en su totalidad, la mayoría de las enfermedades degenerativas de los nervios... En estos casos, el estímulo que el nervio manda a la corteza cerebral es un estímulo anómalo. Al hacerse consciente en la corteza cerebral, se hace consciente de una forma peculiar, se describe muy mal, no es fácilmente definible y habitualmente es descrito como descaras eléctricas, sensación de quemazón... es difícil su localización geográfica exacta y el tratamiento con analgésicos habituales no suele ser efectivo.

Esta es una de las clasificaciones más básicas del dolor, según su fisiopatología y es la que da más información a nivel clínico.

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
  • Deja tu comentario

Ficha del autor

Dolor

Doctor David Chaparro Pardo

Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid en 2001. Especialidad de Medicina Interna cursada en el Hospital Clínico San Carlos.
Médico adjunto del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos desde junio 2007.

Kit Buenos Días

Noviembre 2019
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30