Jueves 08/11/2018.

| Economikon

TRIBUNA

Economikon

Los mercados se fijan en los datos, no en Trump

  • Los mercados de renta fija están más pendientes de los datos europeos y sus riesgos locales
  • Las bolsas reaccionan a los beneficios empresariales, no a las declaraciones de Trump

En gran medida, los mercados de renta variable han hecho caso omiso de las controvertidas declaraciones sobre las políticas del nuevo líder estadounidense, y los de renta fija parecen más interesados por lo que sucede en Europa, en opinión de Daalder, Director de Inversión de Robeco Investment Solutions.

Haciéndonos eco de una famosa frase de uno de los predecesores de Trump, Bill Clinton, en la campaña que le llevó a la presidencia en 1992: “Es la economía, estúpido”, podemos decir que es precisamente la economía lo que importa de verdad a los inversores, más que lo que diga Trump, según Daalder.

Leyendo los dramáticos titulares publicados en la prensa durante las primeras semanas de su presidencia, podría pensarse que los mercados financieros han tenido un par de semanas muy complicadas, pero no es así en absoluto”, explica Daalder. “Las acciones estadounidenses llevan casi dos meses siendo presa de un patrón de volatilidad baja, con bajadas constantes del índice de volatilidad VIX que lo han llevado a niveles cercanos a sus mínimos de los últimos 10 años.”

“En lo que respecta a renta fija, los bonos estadounidenses han sabido asentarse desde principio de año. La volatilidad de la renta fija de la zona euro se redujo inicialmente, aunque está subiendo de nuevo a causa de los riesgos de ámbito local. La única parte de los mercados financieros que ha experimentado un incremento de la volatilidad son los mercados de divisas, cuya volatilidad se sitúa claramente por encima del nivel que tenían cuando se celebraron las elecciones, el 8 de noviembre.”


Datos sorprendentemente buenos

Entonces, ¿qué es lo que está pasando de verdad? Según Daalder, todo se reduce a que los mercados están prestando atención a lo que sucede en el mundo real de la economía, no en el agitado entorno político.

“Las cosas resultan mucho más fáciles de explicar si vamos más allá de los titulares sobre Trump y nos centramos en las demás noticias, que han pasado desapercibidas para muchos últimamente”, explica. “Por una parte, tenemos la economía mundial. Los datos económicos, en general, han superado las previsiones, lo que apunta a una consolidación del impulso económico subyacente”.

“No se trata de un fenómeno estadounidense, ya que es también es claramente visible en Asia –sobre todo en Japón– y más concretamente en Europa. El índice Citi Surprise se sitúa actualmente en terreno positivo para estas tres zonas: la última vez que todas ellas ofrecieron sorpresas al alza de esta magnitud fue en 2010.”

“Esta mejoría de la actividad económica subyacente también se refleja en los informes de resultados trimestrales de las empresas que se han publicado hasta ahora: el cuarto trimestre marca un punto de inflexión claro respecto de los cuatro anteriores, ya que los beneficios parecen encauzados para lograr un crecimiento significativo y con una base amplia. Se ha disipado el temor a que una recesión de los beneficios empresariales pudiera arrastrar al conjunto de la economía mundial”.

“Esto demuestra claramente que, por mucho ruido y escándalo que genere Trump, mientras no ejerza un impacto directo sobre el crecimiento económico subyacente y los beneficios empresariales, los mercados de valores tienen buenos motivos para hacer oídos sordos. En otras palabras: ‘¡Es la economía, estúpido!’”

“Esto explica también la evolución de los diferenciales en los mercados internacionales de renta fija: los datos económicos europeos muestran que –a pesar de la creencia popular contraria– el momentum subyacente de Europa es en la actualidad superior al de EE.UU. Según los datos de diciembre, los pedidos a fábricas de Alemania (dato, no obstante, notoriamente volátil) se sitúan ahora un 8% por encima de sus niveles de hace un año, mientras que la inflación general (1,8%) también ha sorprendido al alza.”


Riesgos políticos en Europa

Existen, no obstante, riesgos políticos en Europa relacionados con los movimientos populistas que, probablemente, ganen una considerable representación en las elecciones legislativas que van a celebrarse en los Países Bajos en marzo, así como en las presidenciales francesas de abril y mayo, advierte Daalder. Y no hay que olvidar que la saga del rescate griego, aunque lleva unos años sin levantar la cabeza, todavía está ahí, y se encuentra indirectamente ligada a Trump y a quien asuma el poder en Europa.

“Las elecciones presidenciales en Francia se presentan como uno de los posibles acontecimientos de más relevancia para los mercados financieros”, afirma. “El partido antieuropeísta de Marine Le Pen, el Frente Nacional, lidera claramente las encuestas y, aunque la mayoría de ellas apunta también a que podría ser derrotada en la segunda ronda de los comicios presidenciales, no podemos decir que los otros candidatos parezcan muy fuertes actualmente.”

“Los últimos datos económicos de Grecia han vuelto a empeorar, y el FMI debe reunirse para decidir si renueva o no su crédito para este país”, advierte Daalder. “Hasta ahora, el FMI se ha mostrado reacio a participar en el paquete de rescate, aunque lo ha hecho, pero con Trump presidiendo el principal país miembro del FMI, las cosas podrían cambiar muy rápido a peor. En tal caso, la atención pasaría a centrarse en la voluntad de países del núcleo europeo, como Francia, Alemania y los Países Bajos, de prestar apoyo a Grecia en año de elecciones.”


Precaución en la distribución

Daalder advierte sin embargo que, si bien los mercados están haciendo caso omiso de la retórica de Trump, los niveles de riesgo han aumentado, lo que ha impuesto precaución a la hora de distribuir los diversos activos que componen la cartera de Robeco Investment Solutions.

“Por el momento, preferimos no modificar nuestra posición neutral en renta variable, buscando en su lugar operaciones de valor relativo”, afirma Daalder. “En general, hemos abierto una operación de valor relativo en renta fija (larga en EE.UU., corta en Francia) para sacar partido del incremento subyacente de los riesgos políticos en Europa, y capturar al mismo tiempo la importante subida de los intereses de los bonos estadounidenses.”

“Además, hemos pasado a sobreponderar nuestra posición en deuda de mercados emergentes (DME). El diferencial de la DME es actualmente superior al de la deuda high yield, y presenta además una calidad crediticia muy superior, mientras que, de media, las divisas del colectivo DME se encuentran infravaloradas. Aunque esto no garantiza que las divisas puedan ser un factor positivo para los resultados a corto plazo, su capacidad predictiva aumenta con el tiempo. Finalmente, también hemos abierto una posición larga en dólares estadounidenses.”



Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30