Lunes 05/06/2017.

| Economikon

Economikon

El milmillonario golpe de Bruselas al Santander y otras multinacionales del que casi nadie te está hablando

  • La Justicia europea respalda la reclamación de Bruselas de que las grandes empresas españolas devuelvan miles de millones en ayudas fiscales.
  • Se trata de una ayuda de Estado y el dinero ha de ser devuelto a Hacienda.


La fanfarria mediática por la sentencia europea contra las cláusulas suelo del pasado miércoles ha sepultado otra decisión, si cabe más relevante, que podría suponer la recaudación de miles de millones de euros en impuestos.

El Tribunal Europeo de Justicia de Luxemburgo ha dado la razón a la Comisión Europea y se la ha quitado a Banco Santander y a Autogrill España. Éstos habían llevado a juicio el que se les fuera a obligar (a ellos y a otras muchas multinacionales, como Telefónica) a devolver los regalos fiscales concedidos por el Gobierno español para facilitarles la compra de empresas en el extranjero. Tras un largo periplo judicial, han perdido.

“La sentencia es muy relevante”, opina para Te Interesa Miguel Córdoba Profesor de Economía Financiera de la Universidad CEU San Pablo. “Hay miles de millones de euros en juego, porque todas las grandes empresas (Telefónica, Santander, las constructoras) lo han usado”, opina José María Mollinedo, técnico de Hacienda de Gestha.


Una docena de años con regalos fiscales

No hay una cifra exacta para este regalo de Navidad de la Unión Europea a Cristóbal Montoro. El carbón es para Telefónica, que se ahorró centenares de millones de euros en la compra de una filial de O2 en Reino Unido; para Banco Santander que compró el Royal Bank of Scottland y se lo desgravó; o para Autogrill, que adquirió, también en las islas británicas, World Duty Free, explica Mollinedo.

La historia es como sigue: en 2002, España decidió impulsar la internacionalización de las grandes empresas y, de paso, la creación de “campeones nacionales”. Empezó a subvencionar a cargo del Estado las compras en el extranjero. Si una española adquiría un paquete importante de acciones de una extranjera (una OPA de más del 5%), podía desgravarse [descontar del total por el que paga impuestos] una parte de lo que le hubiera costado.

Esto permitía que ofrecieran precios irresistibles por las acciones. Para una de esas operaciones, “de la compra de un banco”, la UE calculó que el beneficio fiscal ha sido 1 700 millones de euros, es decir, el 6,5 % del precio de la oferta, lo que permitió al presentar una oferta que era un 15 % mayor que la de los competidores no españoles.

Técnicamente esto se ha dado en llamar el fondo de comercio financiero: si pagaba seis euros por la acción, en el balance contable ponía cuatro, y la diferencia la consideraba parte de ese fondo, que podía desgravarse.


Europa pide que se recupere el dinero desde 2009

El Ejecutivo comunitario dictaminó en 2009 que este régimen era una ayuda pública ilegal. Además, ordenó la devolución de las bonificaciones concedidas desde diciembre de 2007.

Alegaba que se trataba, en el fondo, de ayudas “a dedo” del Gobierno a multinacionales. “Ayudas selectivas”, en la jerga comunitaria. Discriminaba a las grandes empresas frente a las pequeñas, que no van a salir normalmente de compras en el extranjero, y a las extranjeras frente a las españolas.

Dos grupos empresariales que habían hecho enormes adquisiciones en el extranjero, Autogrill España (World Duty Free) y Santander-Santusa holding lo llevaron a juicio y lo ganaron en el Tribunal General europeo el 7 de noviembre de 2014. Lo ocurrido esta semana anula esa decisión, y vuelve a dar la razón a Bruselas.


Puede suponer un perjuicio comparativo para España

“En gran medida, todo esto consiste en gente del Ibex 35 que influye con sus grupos de presión al Gobierno para que les favorezcan”, asegura Córdoba. “Con ello consiguen pasar del 30% del impuesto de sociedades hasta el 10% [las empresas muy grandes pagaron una tasa efectiva del 5,6% en 2012], frente a pymes y trabajadores, y todo ello con un argumento increíble de futuras minusvalías latentes”.

“Por una parte, a España le convendría recuperar recaudación del impuesto de sociedades; por otra, si las empresas no se pueden fiar de los impuestos en España, la inversión se resentirá gravemente”, ha escrito el inspector de Hacienda y ahora diputado de Ciudadanos Francisco de la Torre en el diario El País. “En un mundo ideal estos incentivos no deberían existir, pero si el único país de la Unión Europea que no los tiene es España, claramente nuestras empresas y nuestra generación de riqueza saldrán muy perjudicadas”.


Esto no es el final

Ahora la Hacienda española debería empezar a hacer cálculos, y reclamarle a todas las empresas beneficiadas del fondo de comercio financiero el pago de miles de millones de euros en impuestos. Éstas, una vez notificadas, previsiblemente lo impugnarán.

La Comisión Europea ha aplaudido el fallo del TUE y ha destacado que tras él sus decisiones de 2009 y 2011 han sido rehabilitadas, por lo que ha recordado que el Gobierno español tiene la obligación de iniciar la recuperación de las ayudas fiscales concedidas a través de estas bonificaciones. Bruselas


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30