Miércoles 24/01/2018.

| Economikon

Economikon

Cinco cosas que no debes decir en una entrevista de trabajo

Tan importante como tener experiencia o un buen currículum es dar una primera impresión. En una entrevista de trabajo ese 'feeling' con el entrevistador es muchas cosas, la vestimenta, la actitud, el lenguaje corporal y el lenguaje verbal también. 

Una vez sentado en frente del recruiter hay que tener cuidado con lo que se dice. Hay expresiones que pueden parecer neutras pero en realidad suenan manidas y nos hacen parecer simples y otras que podemos pensar que son graciosas pero están fuera de lugar. Estas son algunas de las cosas que debes decir en una entrevista de trabajo según la revista de negocios Forbes. 

¿Qué es lo que hace esta empresa? 

Nunca preguntes a qué se dedica una empresa. Antes de acudir a la entrevista debes hacer una búsqueda básica online, saber cuál es el sector, algo de historia de la compañía, las últimas noticias relacionadas con ella y, si conoces el nombre del entrevistador, también puedes buscar su perfil en Linkedin. 

Esto demuestra interés en el puesto y en la empresa.

Mi anterior jefe era un imbécil 

El tenso momento en el que te pregunten por qué dejaste tu último trabajo es crucial. Hay varias formas de salir de la situación, aunque según los expertos, lo más importante es ser natural. Si fuiste despedido, no renovado o te fuiste por voluntad propia explicalo de forma natural, no te muestres enfadado o rencoroso con tus antiguos jefes e intenta enfocarlo siempre de forma positiva. "Estuve solo unos meses pero aprendí esto y esto y esto". 

Así, dará la sensación de ser proactivo y una persona optimista y no que se guarda rencor o que se ha tenido una mala relación con antiguos empleadores. 

Es un problema si...? 

Te van a preguntar por tus defectos, pero no dudes de ti mismo. Habla de tus habilidades pero no conviertas tus limitaciones en un problema. Expresiones como: "¿es un problema si no sé usar Excel..?", "No tengo conocimientos en Microsoft, ¿es eso algo malo?", "No he hecho este tipo de trabajo nunca, ¿supone un problema para vosotros". 

No te autoseñales y saques a relucir tus defectos de esa forma. Ya será el entrevistador el encargado de decidir si es un problema o no. 

¡Aprendo todo muy rápido!

"A muchos entrevistados les han aconsejado decir que son buenos trabajadores o que aprenden muy rápido. Yo creo que eso es como suplicar por un trabajo", dice la experta Liz Ryan en Forbes. No quiere decir que si eres, de hecho, rápido aprendiendo a manejar determinados programas informáticos o en cualquier otro ámbito no debas decirlo. Sin embargo, algo que definitivamente no queda bien en una entrevista es el tipo de persona que suplica un empleo. 

"Nadie te va a contratar antes que a otra persona por decir que trabajas mucho. Te van a contratar si están impresionados con tu forma de pensar, tus historias o tus logros. Por ser quien eres", dice Ryan. 

¿El horario es muy importante? 

La flexibilidad horaria es básica hoy en día, sobretodo orientada a la conciliación de tu vida personal y profesional. Los trabajos con horarios flexibles son muy valorados y es normal que el entrevistado quiera preguntar por el sistema que se sigue en la empresa. Pero es importante reformular la pregunta de forma adulta y positiva. 

"Tengo que entrar al trabajo siempre a esa hora", es una pregunta, según esta experta, "que haría un niño de bachiller". En cambio, lo mismo puede preguntarse de forma mucho más adulta y con la misma intención: "¿Es común para este puesto tener algo de flexibilidad en las horas de trabajo?", por ejemplo. 

Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias
Etiquetas:

Kit Buenos Días

Abril 2018
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30