Martes 06/06/2017.

| Economikon

Economikon

Google se une 'al enemigo': tantea lanzar su propio bloqueador de anuncios

Google está planeando que su navegador, Chrome, incluya por defecto un bloqueador de anuncios, según ha publicado este miércoles el The Wall Street Journal.

Se trataría de una herramienta que elimina sólo “los tipos de publicidad que provocan mala experiencia de usuario”, según han dicho fuentes conocedoras del desarrollo al diario neoyorquino.

El anuncio se podría materializar en los próximos días, pero puede no llevarse a cabo. Son comunes las prácticas de filtración a los medios para tantear las reacciones del mercado a temas presuntamente polémicos.

"No comentamos sobre rumores o especulaciones”, responden a Teinteresa.es desde Google. “Hemos estado trabajando muy de cerca con la Coalición Para una Publicidad Mejor (Coalition for Better Ads) y medios e instituciones del mundo digital y del marketing para explorar las mejores vías por las que Google y los miembros de la coalición pueden trabajar para apoyar que existan unos mejores estándares en los anuncios de Internet". 

Esa coalición ha publicado en marzo una lista de los anuncios intrusivos que no son recomendables: pop-ups, vídeos que se ponen en marcha automáticamente o publicidad que ocupa toda la página con una cuenta atrás para eliminarlos.

“El problema es que lo que Google considera intrusivo, como pop-ups o vídeos con ‘auto-play’ es ya de lo único que quieren los anunciantes” asegura a Teinteresa.es una fuente del sector de la publicidad programática que prefiere no ser identificada. “Hay un límite a lo que Google puede forzar a hacer. Ya hemos visto cómo grandes anunciantes le han dado un aviso y han retirado campañas de su red”.

Recientemente empresas como AT&T, Verizon, Johnson & Johnson o GlaxoSmithKline han retirado sus inversiones publicitarias de las empresas de Alphabet, matriz de Google, porque Youtube emitía los anuncios en vídeos de contenido agresivo.


Un golpe a los creadores de contenido

Los creadores de contenidos online (diarios, revistas, blogs) pierden una parte importante de sus ingresos por los bloqueadores de anuncios: 20.000 millones de euros menos al año, según un informe de Adobe y PageFair.

Medios de comunicación, como Teinteresa.es, ven la factura de publicidad programática reducida en cantidades que oscilan entre un 10% y un 20% a consecuencia del bloqueo de anuncios. Algunos diarios digitales solicitan a sus lectores que desactiven esas herramientas para poder seguir ofreciéndoles contenidos sin pasarela de pago.

Los principales bloqueadores de anuncios, como Adblock Plus, de Eyeo GmbH, cobran a las compañías para permitir que sus anuncios sí sean vistos por los usuarios.


“Los bloqueadores de anuncios han surgido como reacción de los usuarios a la publicidad intrusiva: vídeos que se ponen en marcha solos, banners que bloquean el texto…”, opina para Te Interesa Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. “Todo eso cuesta dinero, en forma de tarifa de datos, sobre todo en el móvil. Por eso no somos beligerantes con estas herramientas y sí contra la publicidad invasiva”.

Domingo reconoce que esto perjudica a los creadores de contenido y favorece a las operadoras, pero niega que ponga en peligro la gratuidad de la web, “porque no es gratis; si son las operadoras y no los medios las que se lucran, esa es su batalla, no la nuestra”.


Ingresos alternativos

Los medios de comunicación están coqueteando con formas alternativas de publicidad, más allá de los clásicos “banners” de publicidad.

La más rentable son los contenidos patrocinados (branded content), textos patrocinados por las marcas que cuentan una historia. En unos casos, van etiquetados como publirreportajes; en otros no, lo que supone un engaño al lector, al hacerle creer que lo que está leyendo es una noticia producida por periodistas en la redacción cuando, en realidad, parte de una compañía, que paga por él y decide el contenido.

Otra forma es incluir en el pie de las noticias “recomendadores”, como los conocidos Outbrain, Taboola o Strossle. “En ellos se incluyen anuncios que no son bloqueados por los Ad Blockers”, asegura Stéphane de Blignières, comercial del sector digital.


Estrategia defensiva

La propia Alphabet, compañía matriz de Google, obtiene una parte importante de sus beneficios de la llamada “publicidad programática” bloqueada por algunos ad-blockers.

La programática son anuncios adaptados a los gustos de los usuarios. Google usa los datos que conoce del lector para ofrecerle lo que puede interesarle: por ejemplo, un anuncio de hoteles en cuenca si detecta que ha buscado en Google ‘viajes a Cuenca’ o ha mandado un correo en Gmail hablando sobre un viaje a Cuenca.

En total, la empresa californiana se llevó tres de cada 10 euros en publicidad mundial.

Siendo así, ¿por qué sumarse a la ola de bloqueo de anuncios que le perjudica? Según el diario neoyorquino, se trataría de una estrategia defensiva: mejor tener y controlar el propio ad-blocker que depender y tener que pagar cuotas a los ajenos para un tratamiento VIP.

El uso de estas herramientas no es mayoritario entre los internautas (‘sólo’ 200 millones de usuarios los tienen en el mundo), pero está disparado. Crece a un ritmo del 50% en Estados Unidos y ya hay aproximadamente 200 millones de usuarios a nivel global.

Google habría decidido que no puede ir contra la tendencia y que, si no puedes con ellos, hay que unirse a ellos.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Noviembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30