Lunes 05/06/2017.

| Economikon

Economikon

España no reclama su parte del “botín irlandés” de Apple

  • La decisión de la Comisión Europea abre la puerta a exigir a la empresa miles de millones en impuestos impagados.
  • El Gobierno confirma a Te Interesa que “no ha llevado a cabo ninguna acción al respecto”. 



Apple debe en Irlanda 13.000 millones de euros en impuestos impagados por los beneficios obtenidos en otros países, según la Unión Europea. Si es así, ¿qué parte de ese “botín” fiscal le corresponde a España? Para calcularla, cada Estado debe actuar de oficio, por su cuenta, confirma Bruselas a Te Interesa. Pero España no ha emprendido ninguna acción, según informa la secretaría de Hacienda a este diario. Las organizaciones por la justicia fiscal piden al ministerio de Cristóbal Montoro que haga algo.


Un presunto escaqueo fiscal de 13.000 millones

La historia es como sigue: en agosto, la Comisión Europea pidió a Irlanda que recuperara los 13.000 millones de euros del “escaqueo fiscal” de Apple desde 2003. Dublín ha permitido que la empresa de la manzana prácticamente no pague impuestos. Un acuerdo a medida que constituye una ayuda de Estado, prohibida en el mercado único.

Así, cada iPhone vendido en España o Italia se computaba en las cuentas de Apple en Irlanda, pero este país le eximía luego de pagar impuestos por el grueso de las ganancias. En 2011, por ejemplo, Irlanda permitió a Apple tributar por sólo 50 millones, dejando los otros 15.950 millones de euros de beneficio libres de impuestos. El tipo efectivo llegó a ser en 2014 del 0,005% de los beneficios, según la comisaria europea de la competencia, Margrethe Vestager.


Cada país puede obrar ayudándose de los datos europeos

Este martes se han publicado los detalles del análisis que llevó a la Comisión a esta conclusión y a esa cifra. En el documento se especifica que los distintos países pueden reclamar bilateralmente a Apple los impuestos impagados. Si lo hacen, la cantidad total recuperada se detraerá del total que se exige a Irlanda recuperar. Por poner números: si España reclamara a la empresa del iPhone impuestos por valor, digamos, de 1.000 millones, Dublín sólo tendría que sacarle ya 12.000.

¿Cuál es la cantidad que le correspondería a España de esos impuestos impagados? Es una cifra difícil de estimar. Una tarea que recae en la Agencia Tributaria (AEAT). Pero ésta no está haciendo nada por el momento. Desde la secretaría de Estado de Hacienda confirman que no hay acción alguna o instrucciones para lanzarla por el caso Apple. Fuentes de la AEAT explican que, al tratarse de un caso de Ayudas de Estado, el tema de la Comisión Europea con Irlanda no les compete.

Sin embargo, Bruselas deja claro que su decisión puede servir de base para reclamaciones de los Estados, gracias a la información obtenida sobre la estructura, el rol y las actividades de Apple en Irlanda. Uno de los ejemplos es el de Italia, que llegó previamente a un acuerdo con la empresa para que pague 347 millones de euros (en vez de los casi 900 millones que debe en impuestos impagados entre 2008 y 2016), además de imponer una multa de 45.000 euros en sustitución de los seis meses de cárcel solicitados para el máximo ejecutivo de Apple Italia, Enzo Biagini.


Las organizaciones por la justicia fiscal piden acción

“Lo primero que tendría que hacer España es solicitar a Bruselas toda la información posible”, explica a Te InteresaCarlos Cruzado, del sindicato de técnicos de Hacienda Gestha.

La Plataforma por la Justicia Fiscal, a la que pertenece Gestha, Oxfam Intermón, Comisiones Obreras y UGT, entre otras 17 organizaciones, ha pedido por carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que responda a si van a revisar el caso Apple en España tras el movimiento de la Comisión Europea. “Nos respondieron diciendo que harían lo que procediera, esencialmente” [descargue aquí la respuesta del ministerio de Hacienda al que ha accedido Te Interesa].




Todos contra Apple

Apple ya ha tenido problemas por sus prácticas de ingeniería fiscal en Estados Unidos. Su máximo responsable, Tim Cook, ha tenido que comparecer ante el Congreso para explicar por qué no repatría los centenares de miles de millones de euros que mantiene en pseudo paraísos fiscales como Irlanda. Su respuesta ha sido clara: porque el Tío Sam le exige demasiado en impuestos.

Cook ha hecho de la ingeniería fiscal la marca de la casa. Un ejército de abogados fiscalistas han llevado al límite las reglas internacionales. En Europa, según la Comisión Europea, habrían traspasado esos límites.

La empresa se ha defendido con una carta de Cook a los europeos en la que asegura que han creado 6.000 empleos en su sede de Cork, Irlanda. “Durante todo este tiempo hemos recibido el asesoramiento de las autoridades tributarias irlandesas para cumplir de forma correcta con su normativa fiscal […] En el fondo, el caso presentado por la Comisión trata no tanto sobre cuánto dinero paga Apple en impuestos, sino sobre qué gobierno recauda ese dinero”.

La Comisión lleva investigando desde junio de 2013 las prácticas de los Estados miembros en relación con las resoluciones fiscales. En 2015 dictaminó que Luxemburgo y Países Bajos habían hecho trajes fiscales a medida, ilegales, para Fiat y Starbucks. Ya en 2016, ha llegado a la misma conclusión para Bélgica con 35 multinacionales. La Comisión investiga ahora las presuntas ayudas fiscales de Luxemburgo a Amazon y McDonald’s.


Seguir a teinteresa en...

KIT BUENOS DÍAS (El mejor resumen de prensa en tu mail)

Recibir noticias

Kit Buenos Días

Septiembre 2017
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30